Documentos y notas de prensa sobre migración

Gobierno Mexicano deporta a cientos de menores migrantes a Centroamérica

Adjunto encontraran el documento completo al que pedimos den amplia difusion la cual agradeeremos comedidamente, Reciban nuestro saludo cordial,

Marta Sanchez Soler
Coordinacion Ejecutiva
Movimiento Migrante Mesoameriano
www.movimientomigrantemesoamericano.org

Comunicado

Gobierno Mexicano deporta a cientos de menores migrantes a Centroamérica

México, Distrito Federal, a 27 de junio de 2014.- Desde San Pedro Sula, Honduras, Rubén Figueroa reporta que siete autobuses repletos de mujeres y niños migrantes, detenidos en diferentes puntos de la República Mexicana, arribaron este viernes a San Pedro Sula, donde un total de 155 menores de edad y 99 adultos, en su mayoría mujeres, fueron recibidos en el centro Edén, que tiene a su cargo la Dirección Nacional de Niñez, Adolescencia y la Familia (DINAF).

Organizaciones en Honduras informan que desde la visita de Joseph Biden, Vice Presidente de los Estados Unidos para reunirse con los presidentes de Guatemala y de El Salvador, el Coordinador General de Honduras, y el secretario de Gobernación de México, para tratar la crisis generada por el aumento repentino de la migración de niños que viajan sin compañía, el numero de deportados ha ido en aumento.

· EEUU Cerca de140 niños llegan cada día

La Gobernadora de Arizona culpa a Obama de la situación de los niños inmigrantes

  • Más de 47.000 menores no acompañados han entrado de forma irregular a EEUU
  • ‘Una crisis humanitaria urgente’, así define Obama la llegada masiva de niños inmigrantes
  • "Necesitamos que el gobierno federal refuerce y asegure la frontera"

El centro donde se alojan jóvenes y niños indocumentados en San...

El centro donde se alojan jóvenes y niños indocumentados en San Antonio, Texas. HENRY CUELLAR Efe

EUROPA PRESS/REUTERS Nogales (EEUU)

Actualizado: 26/06/2014 13:39 horas

La gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, ha dicho este miércoles que como madre le rompe el corazón ver la difícil situación por la que pasan los niños inmigrantes, que se encuentran en situación irregular en el país, y culpa al Gobierno de Barack Obama de no enviar un mensaje claro de que la frontera de los Estados Unidos está cerrada.

Brewer, que ha chocado a menudo con la Casa Blanca respecto a las políticas sobre inmigración irregular, ha hecho estas declaraciones después de recorrer una planta de acogida de recién llegados de la Patrulla Fronteriza en la ciudad de Nogales, Arizona, acompañada por la secretaria de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

Se cree que más de 47.000 menores no acompañados han entrado de forma irregular a Estados Unidos entre octubre de 2013 y el pasado mes de mayo, casi el doble que en todo el año anterior, muchos de ellos huyendo de la pobreza y la violencia de las pandillas en los países centroamericanos.

La gobernadora ha explicado que el centro registra a alrededor de 140 niños cada día. "Esta crisis a la que se enfrenta Estados Unidos se debe a que no hemos enviado un mensaje claro de que nuestras fronteras están cerradas". "Necesitamos que el gobierno federal refuerce y asegure la frontera", ha apostillado.

Obama se ha referido a esta llegada masiva de los hijos de inmigrantes ilegales como "una crisis humanitaria urgente". Esta entrada masiva coincide con un momento en el que se discute sobre una nueva reforma migratoria que podría permitir que los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados que se encuentran en Estados Unidos obtengan la ciudadanía.

Snakes and Thorny Brush, and Children at the Border Alone

By JULIA PRESTON – JUNE 25, 2014

Slide Show

Slide Show|8 Photos

Younger and Younger Immigrants, Traveling Alone

Credit Jennifer Whitney for The New York TimesHIDALGO, Tex. — Border agents drove their patrol vehicles one recent day at dusk through this spit of land on the bank of the Rio Grande. Here, in a place known as the Devil’s Corner, smugglers on the Mexican side have chosen to bring thousands of women and children to American soil.

After only a few minutes scouting the dirt roads, the agents came upon a cluster of illegal migrants, huddled in tall grass under palm trees, seeking respite from the baking heat. They made no effort to flee as the Border Patrol drove up.

Questioned by the agents, a boy from Honduras said his name was Alejandro and that he was 8 years old.

“Who are you with?” asked Raul L. Ortiz, deputy chief of the Border Patrol for the Rio Grande Valley, speaking in Spanish.

“By myself,” Alejandro said, looking up at the man in the olive uniform and pulling a birth certificate, carefully folded, from his jeans — the only item he carried.

“Where are your parents, Alex?” Chief Ortiz asked, using a nickname to put the boy at ease.

“In San Antonio,” he said.

But the child had no address for his family in the Texas city 250 miles to the north, or for an aunt in Maryland, which he thought was just as close. The agents gave him water and the boy smiled gratefully, not knowing that his journey, already three weeks long, would likely be a lot longer.

Families and children have become a high-profit, low-risk business for Mexican narcotics cartel bosses who, Chief Ortiz said, have taken control of human smuggling across the Rio Grande. They now offer family packages, migrants said, charging up to $7,500 to bring a minor alone or a mother with children from Central America to the American side of the river.

Smugglers like to use this snake-infested, thorn-ridden brushland for their crossings. A federal wildlife refuge, the site is downstream from the Anzalduas Dam, where the river slows and narrows, making it easy to paddle across. The bank is strewn with worn-out sneakers, broken baby bottles and rotting life preservers, the refuse of migrants who made it across and moved on. In less than two hours one evening last week, Border Patrol agents encountered 37 migrants walking the dusty roads here.

Alejandro said he had been brought by “Santiago the smuggler.” Another migrant in the group was probably traveling with the boy, a neighbor or a cousin, Chief Ortiz said. Once they were back at the Border Patrol station, agents would have to figure out who that was.

More than 52,000 minors traveling without their parents have been caught crossing the southwest border illegally since October, including 9,000 in May alone, a record.

The migration surge also includes 39,000 adults with children detained since October, also an unprecedented figure. Authorities anticipate they will apprehend more than 240,000 illegal migrants, about three-quarters from Central America, in the Rio Grande Valley during this fiscal year.

Many migrants say they are fleeing poverty and vicious gang violence at home, and some were drawn by rumors the United States was giving entry permits for women and children. But many, especially the youngest, are coming to reconnect with families, hoping to join parents or close relatives who live in this country, often without papers.

“There’s obviously a host of reasons that motivates the individuals to cross,” Chief Ortiz said. “But trying to reunite with a family member who may already be here is probably one of the ones that comes at the top.”

Chief Ortiz watched as agents coaxed information from the new detainees. The migrants answered, some apprehensively, others seemed relieved, none attempted to resist.

A 14-year-old boy from Honduras said, “My parents are dead.” There was an aunt in New Orleans he wanted to find.

A 19-year-old Guatemalan woman was tugging her 2-year-old child, whose father she said was in Indiana. Having lost her way at high noon, she was reeling from dehydration. She gulped water the agents offered.

The Opinion Pages | Letters

Why Immigrant Children Are at Our Door

JUNE 26, 2014

To the Editor:

Re “U.S. Moves to Stop Surge in Illegal Immigration” (news article, June 21):

According to Vice President Joseph R. Biden Jr., the child refugee crisis is due to “poverty, insecurity and the lack of the rule of law” in some Latin American countries.

These children are fleeing guns. According to a report by the Council on Foreign Relations, more than 70 percent of weapons seized by the Mexican authorities are American-made, with the figures for other Central American countries probably similar.

Back in 1997, President Bill Clinton signed the Inter-American Convention Against the Illicit Manufacturing of and Trafficking in Firearms, Ammunition, Explosives and Other Related Materials (Cifta), which has been sitting forgotten in the Senate ever since.

The United States is one of only three countries that have not ratified the treaty. And the suffering of these young refugees is one result of this lamentable lack of leadership.

JENNY GOLUB
New York, June 22, 2014

To the Editor:

The surge in immigration — nearly 39,000 unaccompanied minors apprehended in fiscal 2013 — has come mainly from three Central American countries: El Salvador, Guatemala and Honduras. These just happen to be the three death-squad, torture-practicing countries we’ve been arming and supporting for decades. They also happen to be the least concerned with the welfare of their people, just the kind of countries we unofficially like.

Children (as well as adults) are fleeing the severe poverty and crime in their countries. Honduras has the world’s highest murder rate, with El Salvador and Guatemala high on the list. On the other hand, countries like Costa Rica and Nicaragua, which don’t have death squads and care for their people, don’t have desperate mass migration. We’re reaping what we’ve sown.

ROGER CARASSO
Santa Fe, N.M., June 21, 2014

A version of this letter appears in print on June 27, 2014, on page A28 of the New York edition with the headline: Why Immigrant Children Are at Our Door.

Border Patrol Scrutiny Stirs Anger in Arizona Town

By FERNANDA SANTOS – JUNE 27, 2014

Play Video|4:14

Checkpoint Showdown

As the immigration debate focuses on border security, some say that American freedoms are being compromised by interior Border Patrol checkpoints, like the one north of Arivaca, Ariz.

Credit By Sean Patrick Farrell on Publish Date June 27, 2014

Credit Samantha Sais for The New York Times

ARIVACA, Ariz. — Every time Jack Driscoll drives the 32 miles from this remote outpost in southeastern Arizona to the closest supermarket, or to doctor’s appointments, or to a pharmacy to fill his prescriptions, he must stop at a Border Patrol checkpoint and answer the same question: “Are you a U.S. citizen?”

Sometimes, Border Patrol agents ask where he is going or coming from, the type of car he is driving, what is in that bag on the back seat or what brings him to these parts, even though he has lived here for more than a year. Lately Mr. Driscoll, a 75-year-old retired highway construction engineer, has taken to opening his window just a crack and yelling, “I’m American,” as he stops at the checkpoint, one of the ways he has found to protest.

He is not the only one in this community of 800 whose anger is boiling over. Although checkpoints are a fact of life here — the tollbooth-like way stations are part of the routine for anyone driving the highways near the border — citizens like Mr. Driscoll are now starting to raise questions about whether the familiar but irritating routine violates their constitutional rights, which include protections against arbitrary stops and searches.

“I’m a mostly honest person,” Mr. Driscoll said in an interview at the library here, his arms crossed over his chest. “I worked hard all my life. I paid my taxes. I even stop at stop signs, and I feel like they treat me like a criminal.”

For several years, three checkpoints have surrounded Arivaca, an unincorporated community 11 miles north of the Mexican border that has a clinic, but no hospital; a library, but no schools; and a general store that sells basic provisions. There is no way in or out that does not take you through a checkpoint, an experience that bears some resemblance to going through airport security (albeit more briefly, and not everyone gets searched).

This year, volunteers organized, gathering hundreds of signatures and picketing outside the Border Patrol offices in Tucson to try to get the checkpoints removed, to no avail. For several months, small groups monitored the busiest of the area’s checkpoints, on Arivaca Road, noting things like the length of the stops, the questions asked and the number of drivers pulled aside for a search of their vehicle and belongings.

“We didn’t see any arrests,” said one of the volunteers, Peter Ragan, 52, a landscaper who has lived in Arivaca for 12 years. “There were no undocumented people apprehended at the checkpoint, no drugs interdicted, no murderers, rapists or terrorists we were defended against, as far as we could see.”

Under a ruling by the Supreme Court, the Border Patrol is allowed to conduct random stops and searches within 100 miles of the border, a power that the agency says is critical to its task of keeping drugs, guns and people from illegally entering the country.

The Border Patrol’s parent agency, Customs and Border Protection, said in a statement that existing laws give its agents broad powers to question and arrest people and to seize evidence, and that those powers are not bound by geographic restrictions. The agents, the statement said, “enforce the nation’s laws while preserving the civil rights and civil liberties of all people” with whom they interact.

But in Arivaca, residents say they live in a constant state of scrutiny. At first, they say, the checkpoints seemed like a mere inconvenience, the price to pay for living in a community located in one of the biggest smuggling corridors in the Southwest. But after years of virtually daily stops and questions, with no exceptions made, the checkpoints came to seem more like intrusions. Because the border agents who staff them are on duty for only a few weeks, their relationship to the community has never evolved beyond an adversarial one.

“You don’t know what’s going to happen when you pull up to the checkpoint at any given time, and that’s very unnerving,” said Carlota Wray, 57, who has lived in Arivaca for 33 years.

Peter Ragan, who has lived in Arivaca for 12 years, volunteers to help monitor the Border Patrol checkpoints there. Credit Samantha Sais for The New York Times

Ms. Wray recalled one morning some weeks ago that she got so flustered by the question she was asked at the checkpoint — “They wanted to know if I owned the car I was driving,” she said — that she forgot to drop off at her grandson’s school the folder he had forgotten at home. She has also spent time monitoring the checkpoints.

The Border Patrol operates 34 permanent checkpoints along the southern border and it is capable of operating 182 tactical, or temporary, checkpoints installed along well-established smuggling routes, officials said.

Some of those checkpoints, like the ones that ring Arivaca, operate under canopy tents set up on the side of country roads flanked by wilderness and pasture, a cramped air-conditioned trailer offering the agents’ only respite from the oppressive desert heat. Others stretch along all lanes of major highways that lead from Mexico into the United States, visible from many miles away and, for drivers, virtually impossible to avoid.

As motorists approach, cones corral their vehicles, organizing them into lanes, if there is room, or in single file. Signs warn of decreasing speed limits: 45 m.p.h., 25 m.p.h. Agents and drug-sniffing dogs stand at the ready at the spot where the vehicle must stop.

Every morning at the checkpoint on Arivaca Road, about 25 miles from the Mexican border and about 20 miles from the center of this community, school buses full of children get stopped. A minibus that takes older residents on weekly shopping trips also gets stopped.

Unlike frequent border crossers, who carry cards granting them faster entry in the United States, there is no special designation for drivers who frequently pass through checkpoints. The thinking is that anyone could be a smuggler, so everyone must be stopped.

Elsewhere, others have also taken action against checkpoints. Outside Las Cruces, N.M., the American Civil Liberties Union

to answer questions from border agents, telling them things like, “Did I stumble into Mexico or is this the United States?”

The checkpoints have been most successful at finding drugs, seizing 342,624 pounds of marijuana in fiscal 2013, or 14 percent of the 2.4 million pounds of marijuana confiscated by the agents along the northern and southern borders. They were also responsible for intercepting more than half of the heroin, cocaine and methamphetamine seized by the Border Patrol over the past four fiscal years, the statistics show.

But only 2 percent of the unauthorized immigrants captured by the Border Patrol in each of the past four fiscal years were apprehended at checkpoints, according to statistics provided by Customs and Border Protection. There were 9,510 such apprehensions in fiscal 2013, out of 420,789 apprehensions by the agency.

Here, the citizen monitors have been poring over the information they compiled, mapping out the frequency with which the same drivers were stopped and trying to assess whether Hispanic drivers were held longer than white ones. They are not quite sure what they will find, said Mr. Ragan, the 12-year resident, but they do know one thing: If the purpose of the checkpoints is to seize illegal drugs, firearms and immigrants, “in the time that we observed, they accomplished none.”

A version of this article appears in print on June 28, 2014, on page A13 of the New York edition with the headline: Border Patrol Scrutiny Stirs Anger in Arizona Town

· Mandatarios de la región acuerdan unir esfuerzos para responder a esa crisis humanitaria

No envíen a sus hijos a EU, pide Obama a padres centroamericanos

· Exige a republicanos la organización pro migrante Pico aprobar la reforma en la materia

Indocumentados detenidos en La Montañita, Suyapa, zona fronteriza entre Honduras y Guatemala, son trasladados a una estación migratoria

Foto Reuters

Ap, Afp y Dpa

Periódico La Jornada
Sábado 28 de junio de 2014, p. 20

Washington, 27 de junio.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió a padres centroamericanos que no envíen a sus hijos menores de edad a Estados Unidos. Advirtió que si los niños logran cruzar la frontera serán deportados y, lo más importante, “puede ser que no sobrevivan al trayecto. Nuestro mensaje es que no los envíen sin compañía en trenes o con un grupo de contrabandistas.

Nosotros ni siquiera sabemos cuántos de esos niños no sobreviven. Podrían acabar en manos de traficantes sexuales o muertos porque cayeron de algún tren, indicó en entrevista con el canal ABC News.

El gobierno de Estados Unidos informó recientemente que desde octubre pasado 52 mil menores, especialmente guatemaltecos, hondureños y salvadoreños, han sido arrestados al cruzar la frontera hacia Estados Unidos sin permiso migratorio. Los centros de detención se vieron colapsados y se declaró una situación humanitaria urgente.

Funcionarios estadunidenses atribuyeron el aumento de menores que viajan solos a la pobreza y a la creciente violencia de las pandillas en Centroamérica. Asimismo, Washington busca eliminar en los padres de posibles migrantes la idea de que los menores podrían ser incluidos en los programas de amnistía que se plantean en la reforma en la materia que se discute en el Congreso de Estados Unidos y así quedarse en el país.

Frente a esa situación, presidentes de Centroamérica y el de República Dominicana pidieron hoy unir esfuerzos para responder a la crisis humanitaria que representa el masivo flujo de niños que viajan solos a Estados Unidos. Es ineludible la responsabilidad que debemos asumir con la corresponsabilidad de las naciones de tránsito y de destino, manifestó el mandatario hondureño, Orlando Hernández, durante la cumbre de los países del Sistema de Integración Centroamericana (Sica) en el complejo turístico de Bávaro-Punta Cana, en República Dominicana.

El gobernante de Honduras pidió que la Casa Blanca trate el caso de cada niño migrante en su individualidad y de manera que favorezca la reunificación familiar y el respeto a sus derechos, al tiempo que exhortó a sus homólogos centroamericanos a abordar el tema desde un visión integral, que atienda las causas que generan la migración masiva, como la pobreza y la inseguridad, que afectan drásticamente a los países de Centroamérica.

En la declaración final, los gobernantes se comprometieron a atender la emergencia, proteger sus derechos, privilegiar la reunificación familiar y la búsqueda de condiciones que permitan brindar mejores oportunidades de desarrollo y bienestar para niños y adolescentes.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, pidió que se respeten los derechos de los menores migrantes, se les otorguen condiciones dignas en los refugios de Estados Unidos y que el gobierno de Obama impulse la reunificación familiar.

Previo a la cumbre, los mandatarios de Guatemala, El Salvador y Honduras anunciaron que sus países realizarán acciones conjuntas en sus fronteras, articularán el trabajo de sus consulados y harán campañas de prevención sobre el tema.

Los mandatarios de Centro y América del Norte acordaron crear un grupo que promueva la protección de los menores migrantes que viajan solos hacia Estados Unidos. La decisión se establece en la Declaración extraordinaria de Managua, emitida tras una reunión de la Conferencia Regional de Migraciones.

En Washington, el jefe de campaña de la red nacional pro migrante Pico, Eddie Carmona, apremió a la oposición republicana en la Cámara de Representantes a aprobar la reforma migratoria, un año después de que fue sancionada en el Senado. Este tiempo todo lo que hemos obtenido son promesas vacías, excusas pobres y acusaciones de los republicanos, señaló.

· Buscarán ordenar el flujo de personas y combatir a grupos criminales que los atacan

México firma con países de la región acuerdo para frenar la migración de menores de edad

· El compromiso no implica dar paso libre hacia Estados Unidos ni endurecer la política en la materia

Creemos que es con la visibilidad de los hermanos centroamericanos como vamos a poder cumplir con el mandato de ley que nos lleva a la no criminalización de la migración en México, aseguró Mercedes Guillén, subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de Gobernación

Foto Alfredo Domínguez

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada
Sábado 28 de junio de 2014, p. 11

México se comprometió a revisar de manera exhaustiva las condiciones de los menores migrantes que aloja en estaciones o albergues, en particular quienes han sido víctimas de violencia, para determinar si son candidatos a refugio.

Promoverá también con los gobiernos de Centroamérica un plan de seguridad e intercambio de información denominado Paso Seguro, que incluye compartir fichas biométricas de los migrantes, con el fin de ordenar el flujo de personas, fortalecer la protección de ambos lados de la frontera sur y detener a miembros de bandas criminales que han desatado violencia constante, en especial en Honduras, principal país expulsor de niños y jóvenes en la región.

Sin embargo, el ordenamiento del flujo de personas y el combate a la inseguridad no significará el paso libre hacia Estados Unidos –como propuso la semana pasada un representante del gobierno hondureño– ni el endurecimiento en la política migratoria mexicana.

México no opta de ninguna manera por el cierre de las fronteras ni por las bardas en la zona limítrode sur, pero sí vamos por un ordenamiento de los flujos migratorios, porque creemos que es con la visibilidad de los hermanos centroamericanos como vamos a poder cumplir con el mandato de ley que nos lleva a la no criminalización de la migración en México, aseveró Mercedes del Carmen Guillén Vicente, subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (SG)

La funcionaria representó ayer a México en la Conferencia regional sobre migración, realizada en Managua, a la cual asistieron viceministros de Estados Unidos, Canadá, México y de todos los países centroamericanos. Firmaron una declaración conjunta para hacer frente al aumento de la migración de menores de edad.

Guillén Vicente dijo en entrevista telefónica que en el cónclave no hubo reclamos a México, y que Estados Unidos tuvo una posición de apertura para impulsar acuerdos, en especial para permitir el acceso a representantes consulares a las estaciones en donde tienen detenidos a niños indocumentados.

Asismismo, la delegación estadunidense insistió a sus pares la urgencia de generar proyectos de desarrollo locales para desestimular la expulsión hacia el norte.

En meses recientes los gobiernos de los países participantes en la reunión regional han detectado un movimiento inusual migratorio, en especial de niños y jóvenes no acompañados.

En lo que va del año, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha rescatado a 10 mil 500 migrantes menores de edad (7.4 por ciento más que el número de los registros en 2013), y advierte que al cierre de 2014 la cifra podría sobrepasar los 16 mil.

La subsecretaria confió en que las campañas mediáticas para desalentar la migración funcionen, para que se sepa que el pago a polleros (traficantes de personas) de entre 5 y 7 mil dólares es sólo un anzuelo, porque los pequeños no obtendrán la ciudadanía y, en cambio, sí correrán graves peligros en el trayecto.

Respecto de los menores de 18 años actualmente alojados en estaciones migratorias (aquellos de entre 12 y 17 años de edad) o en los albergues del DIF, la funcionaria comentó:

Para los que tenemos en estaciones migratorias o en los albergues del DIF, nosotros vamos a elevar el nivel de atención, en lo que tiene que ver con las posibles víctimas de violencia y que pudieran ser, en todo, beneficiarios del refugio.

Las acciones de la Declaración de Managua

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada
Sábado 28 de junio de 2014, p. 11

Los gobiernos de Estados Unidos, Canadá, México y de las naciones centroamericanas firmaron ayer la Declaración Extraordinaria de Managua, en la que se comprometen a implementar medidas integrales y corresponsables para atender el aumento de migración irregular de niñas, niños y adolescentes.

En principio admitieron la gravedad de la problemática, porque los menores de edad, en especial los no acompañados, suelen ser víctimas de delitos graves durante su tránsito al norte.

La subsecretaria de migración de México, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, dijo al respecto que la declaración de Managua “tiene qué ver con las causas (de la expulsión de personas de sus lugares de origen): violencia en algunas zonas de Centroamérica, extrema pobreza e información falsa, incluso promovida por los propios traficantes de personas, acerca de que los migrantes podrían ser regularizados en Estados Unidos.

El documento, firmado por consenso, incluye las siguientes acciones:

–Garantizar el interés superior del niño, como guía de las respuestas regionales, bilaterales y nacionales ante esta urgente situación migratoria. Los países miembros tienen la responsabilidad de ampliar todos los recursos disponibles para proporcionar protección a los menores no acompañados en la etapa más inmediata posible, mediante las redes consulares, mecanismos de identificación de personas y las alianzas con la sociedad civil.

–La conformación y reunión de un grupo ad-hoc en materia de niñez migrante.

–Proporcionar información precisa y lanzar campañas de difusión respecto de los peligros del viaje, y la falta de disponibilidad de los permisos para los que llegan a Estados Unidos.

–Luchar contra los grupos delictivos organizados de tráfico ilícito y de trata de personas, y fortalecer la cooperación para la aplicación de las respectivas legislaciones nacionales.

–Gestión migratoria. Los países miembros se comprometen llevar a cabo acciones de coordinación para la detección de tratantes, traficantes y delitos conexos, encaminadas a desalentar los flujos irregulares, incluido el tráfico ilícito y la trata de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados, que ha desembocado en la actual crisis humanitaria.

–Desarrollo. Hacer frente a las causas estructurales de este movimiento irregular de menores de edad, así como trabajar para coadyuvar en la erradicación de dichas causas.

–Protección consular. Fortalecer las capacidades institucionales de protección consular, en particular en la atención a niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados.

–Repatriación y reintegración. Los firmantes acuerdan cooperar entre sí para destinar recursos suficientes en la implementación de programas de reinserción y reintegración en sus comunidades de origen.

–Protección internacional. Reconocer que algunos de estos niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados pueden obtener la condición de refugiado o protección complementaria.

–Cooperación y mejores prácticas de las autoridades migratorias.

· En operativo conjunto, corporaciones policiacas detuvieron a tres personas

Encuentran a 39 indocumentados en un rancho del municipio de Altar, Sonora

· Con tecnología de punta, la PGR identificó el punto donde se encontraban los migrantes

Tomás Cerón, jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, al término de la lectura del comunicado para dar a conocer el rescate de 39 migrantes mexicanos y centroamericanos

Foto Yazmín Ortega Cortés

Ulises Gutiérrez Ruelas y David Castellanos Terán

Corresponsales

Periódico La Jornada
Sábado 28 de junio de 2014, p. 12

La delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en Sonora informó que fueron interceptados 39 migrantes mexicanos y centroamericanos que eran retenidos en el rancho La Sierrita, en el municipio fronterizo de Altar, al norte de la entidad.

En el operativo que se realizó a pocos metros de los límites con Estados Unidos participaron elementos de la Agencia de Investigación Criminal, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Policía Estatal de Mando Único de Sonora y de la Agencia US Customs and Border Protection de Estados Unidos, quienes de forma conjunta lograron el rescate de los indocumentados, detuvieron a tres personas y aseguraron el rancho donde eran retenidos.

La PGR detalló en un comunicado que durante el operativo utilizaron aeronaves y equipo de vigilancia aérea. Con tecnología de punta utilizada por la PGR, como fotografías satelitales, se identificó el punto de almacenamiento y resguardo donde se encontraban las personas y enervantes, señala el informe.

La PGR añadió que se aplicó una estrategia conjunta con las corporaciones participantes para ingresar al rancho, tanto por vía área como terrestre, además de inhibir señales de comunicación con las que cuentan los grupos delictivos que operan en la zona.

El juzgado tercero de distrito federal penal en arraigos, cateos e intervención de comunicaciones otorgó la orden de cateo, la cual se cumplimentó con el apoyo de cuatro helicópteros de la institución, así como varias camionetas y de una fuerza de más de 131 personas entre agentes del Ministerio Público, elementos de la policía federal ministerial, peritos, paramédicos, personal de la Sedena y de la policía estatal del mando único.

En el lugar fueron detenidos Ramón Ernesto Moreno Miranda, El Güero, encargado del rancho La Sierrita, de la tienda de abastecimiento y del cobro de cuotas a guías de migrantes y otros dos trabajadores.

El rancho fue incautado por el Ministerio Público Federal y los detenidos puestos a su disposición.

Cabe señalar que por este punto, en época de verano, cruzaban hasta 400 migrantes al día, por los cuales se pedía para su ingreso a Estados Unidos hasta 7 mil dólares.

La Secretaria de Marina-Armada de México detectó viviendas de interés social convertidas en campos de concentración de los cárteles de la droga que operan en Tamaulipas, en ellas los grupos delictivos concentran a los indocumentados que son secuestrados a su paso por la entidad, informó el vicealmirante Fernando Arturo Castañón Zamacona, comandante de la Primera Zona Naval, y pidió a la ciudadanía hacer valer el derecho cívico de la denuncia anónima.

Sin precisar el número exacto de las casas de seguridad identificadas en la región costa, conformada por los municipios de Altamira, Madero, Tampico y Soto La Marina, el coordinador y jefe naval describió los inmuebles que fueron incautados a los grupos delictivos en la zona: Es verdaderamente increíble que haya casas de seguridad como campos de concentración con alambre de púas, con gente armada ostensiblemente, vehículos que llegan sacan y meten gente y que llevan grandes cantidades de comida a departamentos pequeños, que aparte están rodeados de población en general.

Castañón Zamacona mencionó que el tráfico de indocumentados en Tamaulipas es tan frecuente que la población podría verlo como una actividad normal, pero actualmente el proceder de los criminales es más sanguinario, dijo, la verdad lo que hacen con estos migrantes es inhumano. Ahora esos indocumentados no son únicamente para pasarlos al otro lado, realmente los secuestran los extorsionan, los violan, y tristemente hasta los asesinan.

Por eso pidió a los tamaulipecos seguir reportando los delitos de forma anónima a la corporación de su confianza, ya sea el Ejército, la Marina, la Policía Federal o estatal, o bien a los números 089 y 066.

· Comenzaron trámites de repatriación

Detienen a una familia de 5 migrantes hondureños

Rubén Villalpando

Corresponsal

Periódico La Jornada
Sábado 28 de junio de 2014, p. 12

Ciudad Juárez, Chih., 27 de junio.

Una familia de cinco hondureños, tres de ellos menores de edad, sin permiso legal para cruzar por México, fue detenida en el centro de esta ciudad, informó la Fiscalía General del Estado.

La dependencia explicó que su personal, acompañado de elementos del Instituto Nacional de Migración y de la policía municipal, detuvieron en el hotel Aremar a los hermanos Ana y Juan GB, de 11 y 12 años de edad, respectivamente; su primo Luis GM, de17 años, la madre Madeli V, de 25, y la pareja de ésta, Isaías MZ, de 34. Los adultos dijeron que viajarían juntos a Estados Unidos. A los migrantes se les trasladó a sus instalaciones para iniciar el trámite de repatriación.

· Continúa su visita a zona fronteriza con Guatemala

Necesaria, campaña informativa para indocumentados: Wayne

· Aborda con el gobernador de Chiapas problema de menores migrantes

Elio Henríquez

Corresponsal

Periódico La Jornada
Sábado 28 de junio de 2014, p. 16

San Cristóbal de Las Casas, Chis., 27 de junio.

Durante su segundo día de visita por la región fronteriza de México con Guatemala, el embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, visitó los puentes internacionales Suchiate 1 y 2 y las instalaciones de la 14 zona naval, donde fue recibido por el comandante José Ramón Tiburcio Camacho e hizo comentarios acerca de operaciones que esa dependencia realiza en alta mar.

El diplomático realizó un recorrido por el río Suchiate, ubicado en los límites con Guatemala, por donde a diario cruzan en balsas cientos de centroamericanos y mercancías.

Fuentes gubernamentales informaron que Wayne llegó en helicóptero a la estación naval, ubicada en el municipio de Frontera Hidalgo, que inició operaciones en abril de 2013. Luego se dirigió al Suchiate con la finalidad de “observar qué pasa y cómo funcionan las actividades en la región".

El mismo jueves por la noche visitó las instalaciones de la estación migratoria Siglo XXI, la más moderna y grande de México, con capacidad para albergar a alrededor de dos mil 500 extranjeros.

Se reunió con el gobernador Manuel Velasco Coello, quien informó que hablaron sobre el flujo de menores migrantes no acompañados y la necesidad de emprender una campaña informativa destinada a los indocumentados acerca de que no hay regularización en Estados Unidos, como falsamente se les ha dicho.

En entrevista agregó: "En esos países no se ha dado la adecuada información y menores migrantes han ido pensando en una situación diferente a la realidad, en la que se les ha prometido que al llegar a Estados Unidos se les van a regularizar sus papeles y otras cuestiones, por lo que hacemos un llamado para que no dejen que los engañen".

· Propone Gobernación campaña para desalentar la salida de menores de sus lugares de origen

Rescató México este año a 10,505 niños que viajaban a EU; 7.4% más que en 2013: INM

· El instituto entrega al DIF a los menores de 11 años; a los de 12 a 17 los lleva a estaciones migratorias

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada
Viernes 27 de junio de 2014, p. 15

Al término de 2014, México habrá recuperado en territorio nacional a más de 16 mil menores que viajaban rumbo a Estados Unidos, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

Precisó que en lo que va de este año ha rescatado a 10 mil 505, lo que significa 7.4 por ciento más en relación con los 9 mil 727 de 2013, y advirtió acerca del aumento de este flujo de menores hacia el norte, situación calificada por los responsables de la política migratoria mexicana como emergencia humanitaria.

La Secretaría de Gobernación propuso a sus pares de la región (Estados Unidos, Guatemala, El Salvador y Honduras) poner de inmediato en marcha una campaña de información para desalentar la salida de niños de sus lugares de origen y dejar en claro que el cruce hacia las naciones del norte no significa que su situación migratoria será regularizada.

La propuesta fue planteada por México desde la semana pasada en la reunión de alto nivel realizada en Guatemala, y hoy será ratificada en otro cónclave regional sobre el tema.

El INM mencionó que en los últimos nueve meses autoridades estatales y federales han desarticulado 35 bandas criminales y detuvieron a 330 presuntos responsables de agresión a indocumentados.

El organismo entrega al DIF a los niños menores de 11 años en tanto se resuelve su condición migratoria, el retorno asistido o el otorgamiento de la condición de refugio en México, y lleva a las estaciones migratorias a los que tienen entre 12 y 17 años. A esta detección y canalización le denomina rescate.

Desde 2007, el instituto puso en operación la figura de agente especializado en la atención a este sector (Oficiales de Protección a la Infancia), quienes –dijo– privilegian la unión familiar y la integridad física, emocional y sicológica de los menores hasta entregarlos a sus parientes.

Ayer, la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la SG, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, viajó a Managua, Nicaragua, para participar en la 19 Conferencia Regional de Migración. Las medidas propuestas por México serán puestas a votación de los enviados de las naciones participantes.

Los puntos principales son: atención del problema con responsabilidad compartida, apoyo operativo para dar cumplimiento a los eventuales acuerdos de los mandatarios de las naciones participantes en la próxima cumbre del Sistema de Integración Centroamericana, y desalentar la salida de menores de sus lugares de origen.

Además, compartir buenas prácticas de repatriación e intensificar la capacitación de servidores públicos para la atención de los menores migrantes y repatriados no acompañados.

El Correo Ilustrado

No se le permite presentar denuncia en la CIDH por el tema de niños migrantes

Desde el 22 de junio, después de leer la nota: Que México exija respeto a derechos de niños detenidos, traté de dejar una denuncia en la Comisión Internacional de Derechos Humanos de la OEA (CIDH). He intentado hacer mi registro y la página está bloqueada, por lo que como ciudadano mexicano y como denunciante no se me permite presentar mi queja.

Sobra decir que los derechos de los niños migrantes (y de los migrantes en general) están respaldados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en el caso de nuestro país y de Estados Unidos es de orden constitucional. Basta leer los 10 primeros artículos para comprobar que todos y cada uno de estos se violan con encarcelamiento, detención, criminalización y el impedimento a la libre circulación, en sentido contrario a lo que establece la declaración.

Ruego hacer público este mail y el link de la CIDH para que otros ciudadanos promuevan la denuncia: www.cidh.oas.org/cidh_apps/SetAccount.asp?Action=i

Renzo D’Alessandro

· Si no apoya a quienes sufren agravios habrá una crisis, advierte religiosa

Críticas a la Comisión de Atención a Víctimas durante foro sobre migrantes

Javier Valdez Cárdenas

Corresponsal

Periódico La Jornada
Viernes 27 de junio de 2014, p. 6

Culiacán, Sin., 26 de junio.

Si la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CAEV) no atiende a los ciudadanos que sufren agravios habrá una crisis y desastre humano en el país, ya de por sí enfermo de violencia, impunidad e injusticia, afirmó la religiosa Leticia Gutiérrez, de la Misión para Migrantes y Refugiados.

Durante su participación en el segundo día del foro regional para elaborar el primer programa de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas Gutiérrez dijo que por el país transitan alrededor de 400 mil migrantes a quienes se agregan los mexicanos que dejan sus comunidades para buscar trabajo en Estados Unidos.

Agregó que todos viven un calvario ante los secuestros, asaltos, violaciones sexuales y trata de personas, además de la indiferencia y complicidad que priva en el gobierno.

‘‘Para las autoridades de muchas instituciones estas personas son invisibles y además de que son víctimas de la delincuencia organizada, lo son de las autoridades policiales, de salud, de educación; estos migrantes vienen de Centro y Sudamérica, y de otros continentes’’, sostuvo.

En algunas de las casas con que cuenta Misión para Migrantes y Refugiados, de la orden Scalabrinianas, ubicadas desde la frontera sur hasta el norte del país, por la región del Golfo de México, se atienden entre 200 y 700 migrantes al día, y ‘‘si este foro es sólo para cumplir, vamos a la derrota, no a resolver ni a sanar un país enfermo de violencia, falta de justicia y de institucionalidad’’, advirtió la religiosa.

Chihuahua, ausente

Esta es la segunda jornada del foro regional al que asisten representantes de los estados de Sonora, Baja California Sur, Durango y Baja California. Los funcionarios de Chihuahua no acudieron a pesar de que fueron invitados; en total se realizarán cinco foros de este tipo en diferentes regiones del país.

· Dan demócratas a republicanos un mes para aprobar la reforma migratoria en EU

Garantizar la vida de niños migrantes, pide ONU a países involucrados en el problema

· Advierten congresistas de Texas que existe una crisis humana en la frontera con México

Autoridades de Estados Unidos prevén que al finalizar el año habrán llegado a su territorio 90 mil niños migrantes no acompañados. En la imagen, menores en un centro migratorio de Brownsville, Texas, el 18 de junio

Foto Ap

Ap, Dpa, Afp, Reuters y Pl

Periódico La Jornada
Viernes 27 de junio de 2014, p. 23

San Salvador, 26 de junio.

El Sistema de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en El Salvador expresó preocupación por el escenario de los niños y adolescentes salvadoreños migrantes y en movilidad no acompañada, que en su travesía hacia Estados Unidos corren peligros como la trata de personas, robos, secuestros y asesinatos.

En Washington, los jefes de las bancadas demócratas en el Congreso dieron un plazo de un mes a la oposición republicana en la Cámara de Representantes para que apruebe el postergado proyecto de reforma migratoria, o de lo contrario, advirtieron, el asunto quedará en manos del presidente Barack Obama.

La ONU reconoció en un comunicado divulgado aquí la decisión de Estados Unidos de tratar el problema de los niños como urgencia humanitaria y destacó el gesto de los países impactados por este problema y de las personas que los han apoyado en casas de migrantes, oficinas públicas, parques y plazas por las que transitan.

Hizo un llamado a los países involucrados para que garanticen de forma integral sus derechos humanos y, en particular, la vida y la integridad física.

Sostuvo que la migración centroamericana es multinacional y responde a motivos económicos, de reunificación familiar y de seguridad, en un contexto que obliga a estos niños y adolescentes a salir de sus países.

Recordó un informe de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y otras investigaciones realizadas en Centroamérica, en los que se constató que muchos de los niños y adolescentes que emigran lo hacen para escapar de la persecución y reclutamiento de grupos delictivos, de la violencia en sus comunidades y hogares, y de la pobreza y desigualdad. Todos estos factores, indicó, los impulsan a buscar mejores oportunidades de vida y desarrollo en otros países.

La vicecanciller para salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, quien recientemente visitó los centros de detención en Estados Unidos, dijo que se desconoce cuántos menores salvadoreños se encuentran en esos albergues, pues la cifra cambia constantemente, ya que entre 500 y 600 niños y adolescentes tratan de entrar diariamente a ese país.

Magarin llamó también a los padres o responsables de los menores a abstenerse de poner en riesgo la vida de los niños enviándolos a Estados Unidos con los coyotes o traficantes de personas.

Congresistas demócratas de Texas, Filemón Vela y Sheila Jackson Lee, aseguraron que existe una crisis migratoria, humana y logística en la frontera entre México y Estados Unidos ante la llegada en lo que va de año fiscal de más de 52 mil niños indocumentados no acompañados, procedentes de Centroamérica, y al término del año podrían superar los 90 mil, según estimaciones oficiales.

El gobierno de Estados Unidos y los de los estados fronterizos con México se encuentran desbordados ante la avalancha de niños, procedentes principalmente de Honduras, El Salvador y Guatemala. En los centros de detención de migrantes en el valle de Río Grande se ha rebasado el cupo, por lo que las autoridades se han visto obligadas a trasladar a los menores a otros estados.

El congresista demócrata Luis Gutiérrez instó al presidente Obama a que modifique de inmediato su política de deportaciones ante las millones de familias que llevan años esperando una reforma a la ley de migración. Sabemos que el gobierno federal ya tiene las modificaciones. Las han estado preparando y se ha hablado sobre fines de julio. Esa fecha debe adelantarse, dijo.

No obstante, el liderazgo de su partido en ambas cámaras del Congreso dio un mes a la mayoría republicana en la cámara baja para que apruebe la reforma migratoria, toda vez que ha rehusado abordar el proyecto alegando falta de confianza en la voluntad de Obama para aplicar las leyes.

La reforma migratoria, que fue sancionada el 28 de junio de 2013 en el Senado, incluye la opción de la naturalización para algunos de los 11 millones de inmigrantes indocumentados.

Por lo pronto, el alcalde de Boston, Martin Walsh, anunció que firmará una orden que impedirá a la policía detener a personas sospechosas de estar en el país sin permiso legal a menos que sean buscados por delitos graves, en tanto que el Consejo de Nueva York anunció que creará el mayor programa municipal de tarjetas de identificación del país para incluir a unos 500 mil inmigrantes sin papeles, lo que les permitirá la apertura de cuentas bancarias, arriendos de departamentos y acceso a otros servicios.

En Resumen Latinoamericano:

  • Comisión hondureña viaja a EE.UU. para verificar estado de niños migrantes
  • 25 JUNIO 2014
  • El incremento continuado de menores detenidos en la frontera ocasionó que la situación fue catalogada como "crisis humanitaria" (Foto: Archivo)
  • Más de 13 mil niños, niñas y adolescentes de nacionalidad hondureña han ingresado de forma clandestina en territorio norteamericano y han sido detenidos por las autoridades en refugios para tratar la crisis humanitaria por vías diplomáticas.
  • Una comisión diplomática de Honduras; encabezada por la primera dama Ana García de Hernández, partió este miércoles con rumbo a Estados Unidos para observar el estado en el que se encuentran los 13 mil menores de edad por migración ilegal.

    De acuerdo con un comunicado hecho público por el Ejecutivo hondureño, los delegados gubernamentales visitarán Texas (sur) para observar las condiciones de los albergues donde se encuentran custodiados los menores por la Patrulla Fronteriza.

    La comisión está integrada por las subsecretarias de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, Diana Valladares; de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización, Karla Cueva; y la directora de Infancia, Adolescencia y Familia, Lolis Salas.

    Además, también se cuenta con la participación de la fiscal de la Niñez, Nora Urbina y trabajadores de la embajada de Honduras en Estados Unidos.

    Según el texto oficial, la primera dama hondureña se reunirá con el alcalde de McAllen, Jim Darling; para luego realizar el recorrido por los albergues donde se encuentran los menores de edad.

    Las autoridades hondureñas negociarán con el gobierno estadounidense para que los jóvenes puedan reencontrarse con sus padres; y en el caso de aquellos que se encuentren en territorio norteamericano puedan obtener un permiso de estadía temporal.

    Pese a ello, el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández designó una comisión encargada de acondicionar los albergues para recibir a los menores de edad que serían deportados desde EE.UU.

  • Manos migrantes invisibles detrás de la Copa mundial de fútbol en Brasil

    Wooldy Edson Louidor

    ALAI AMLATINA, 25/06/2014.- El mundo está ahora disfrutando de la actual Copa mundial de fútbol, celebrada en Brasil del 12 junio al 13 de julio de 2014. Sin embargo, detrás de la máxima fiesta del balompié yacen, invisibles, las manos migrantes que construyeron, modernizaron y finalizaron estadios, hoteles y toda clase de infraestructuras y servicios turísticos que Brasil ha requerido como anfitrión de este gran evento mundial. Manos que provinieron de países sudamericanos vecinos, del Caribe e incluso de otros continentes, como África. Manos de obra extranjeras que siguen afrontando momentos difíciles en Brasil.

    Pero si ni siquiera el momento ha sido favorable para que los diferentes movimientos sociales de Brasil hagan escuchar sus reivindicaciones a través de las olas de protestas en las grandes ciudades brasileñas; mucho menos lo será para visibilizar la difícil situación de los trabajadores extranjeros en el país. Todo parece indicar que hoy día el mundo tiene oídos y ojos solamente para la actual Copa mundial de fútbol.

    A continuación les presentamos una crónica de las manos migrantes haitianas y el resumen de una entrevista a Ernst Casséus, un joven haitiano testigo de la reciente migración de sus compatriotas hacia Brasil.

    La reciente migración haitiana a Brasil

    Los migrantes haitianos empezaron a llegar a Brasil a inicios del año 2010, inmediatamente después del terremoto que afectó su país en enero del mismo año. En un primer momento, utilizaron Brasil como país de tránsito para ir a Guyana Francesa, territorio de ultramar de Francia adonde tradicionalmente (en parte, por afinidad lingüística) vienen emigrando los haitianos desde los años 70.

    A finales del 2010 el gobierno del presidente francés de entonces Nicolas Sarkozy decidió cerrar la frontera de la Guyana Francesa con Brasil; por lo que más de dos mil migrantes haitianos se quedaron varados en el territorio brasileño. Desde entonces, la administración de la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, empezó a controlar sus fronteras y a endurecer también sus políticas migratorias hacia los migrantes haitianos.

    A pesar de este endurecimiento, la migración haitiana a Brasil ha ido creciendo; Tabatinga ubicada en la Amazonía (en la triple frontera de Brasil con Colombia y Perú) y Acre (situado en la triple frontera del país con Perú y Bolivia) se convirtieron en las principales localidades receptoras de los haitianos.

    2011, 2012 y 2013 fueron tres años muy difíciles para los migrantes haitianos en Brasil, ya que varias veces se vieron varados en Tabatinga y Acre, enfrentándose a serias crisis humanitarias ante la negativa del gobierno federal de Brasil de dejarlos ingresar al interior del territorio brasileño. En varias ocasiones las autoridades de Acre han tenido que declarar el estado de emergencia y solicitar el apoyo de Brasilia para atender de urgencia a los migrantes caribeños.

    Ante esta situación, el gobierno de Dilma Roussef adoptó una estrategia ambivalente, que consiste en flexibilizar un poco sus políticas migratorias para acoger parte de la mano de obra migrante, al tiempo que ha reforzado el control de sus fronteras con los países vecinos para contrarrestar el flujo extranjero numeroso (cerca de 10 mil haitianos llegaron a Brasil de 2010 a la fecha) y complejo (integrado por migrantes económicos, solicitantes de refugiados, trabajadores temporales, flujos mixtos) hacia su territorio.

    En el marco de estas políticas de “flexibilización”, el gobierno brasileño anunció a mitad de diciembre del año 2013 la regularización migratoria de 4.482 trabajadores extranjeros, reconociendo que “la gran mayoría de ellos buscan empleo y logran integrarse de forma satisfactoria en nuestro país”, según el presidente del Consejo Nacional de Inmigración, Paulo Sérgio Almeida[1].

    El gobierno brasileño creó también desde 2012 un programa especial para otorgar, desde su Consulado basado en la capital haitiana Puerto Príncipe, 1.200 visas especiales por año a trabajadores haitianos, al tiempo que decidió regularizar a todos los haitianos que llegaron al país hasta el 11 de enero de 2012[2].

    Sin embargo, un gran número de haitianos que quieren emigrar a Brasil señalan que es muy difícil para ellos conseguir dicha visa desde su país por la gran cantidad de solicitantes que la piden y toda una serie de dificultades que enfrentan a la hora de tramitarla. Debido a estas razones, varios siguen utilizando los “servicios” de coyotes (traficantes ilegales de migrantes) para emprender el largo viaje de Haití a Brasil pasando por Ecuador y Perú.

    Con motivo de la Copa mundial, el gobierno brasileño se reunió en diciembre de 2013 con su homólogo haitiano para emprender acciones conjuntas orientadas a contrarrestar la migración irregular, al tiempo que anunció la realización de una campaña informativa para sensibilizar a los ciudadanos haitianos sobre los peligros de la migración irregular, informó el canciller Luiz Alberto Figueiredo a inicios del mes de mayo de 2014.

    Todo parece indicar que Perú está jugando también un papel importante en esta tarea de contener la migración indocumentada hacia Brasil, ya que viene vigilando un poco más sus fronteras (con Ecuador y Brasil) para aprehender a migrantes indocumentados.

    Por ejemplo, recientemente la policía peruana aprehendió a 13 ciudadanos haitianos indocumentados en Piura y luego los llevaron a la Embajada de Brasil en Lima para que ésta los deportara hacia su país de origen, según lo que informaron medios locales[3].

    Por su parte, Ecuador también viene retornando a Haití a migrantes haitianos que llegan al aeropuerto de Quito. Por ejemplo, 17 migrantes haitianos fueron devueltos por las autoridades ecuatorianas, entre el 9 y el 10 de enero de 2014, a Bogotá y luego a Haití[4].

    Paradójicamente el gobierno brasileño y el sector privado en el país han reconocido en varias ocasiones la gran contribución de los migrantes haitianos al sector de la construcción que ha venido creciendo en los últimos tres años (4.8% en 2011), debido en gran parte a las obras de infraestructuras realizadas en el contexto del Mundial. Por ejemplo, el estadio de fútbol de Manaos en el estado brasileño del Amazonas fue, en gran parte, construido por las manos expertas, dóciles e incansables de los obreros haitianos.

    Debido a los retrasos en la construcción de estadios, los haitianos fueron contratados, por ejemplo, por la firma constructora Mendes Junior para finalizar el estadio Arena Pantanal en Cuiabá[5].

    Ernst Casséus: “La situación de los haitianos en Brasil es muy difícil”

    Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Ernst Casséus, un haitiano que ha sido testigo de la reciente migración haitiana a Brasil y de las dificultades a las que muchos de sus compatriotas hacen frente en el país durante los últimos años.

    Este joven haitiano que vive desde hace aproximadamente tres años en Brasil explica que si bien este país sudamericano ofrece muchas oportunidades de empleo a sus compatriotas, sobre todo en el sector de la construcción; sin embargo, se queja de que los salarios que les pagan son bajos. Esto ha generado mucha desilusión y frustración, sobre todo para los jóvenes haitianos que vinieron al país con la ilusión de estudiar una carrera.

    Narra cómo los haitianos han hecho grandes sacrificios para llegar a Brasil (pasando por República Dominicana, Ecuador, Perú y en algunas ocasiones a Bolivia); varios de ellos pagan mucho dinero (entre 3.000 y 5.000 dólares americanos) a traficantes ilegales de migrantes durante toda la travesía para lograr el sueño brasileño.

    Los que utilizan la vía legal compran muy caro las visas brasileñas desde Puerto Príncipe (por culpa de redes de delincuencia organizada que los engañan) o son víctimas de algunas agencias de viaje (algunas de ellas ilegales) que les venden los tiquetes a un precio exorbitante.

    Los migrantes haitianos llegan prácticamente “con las manos vacías” a Brasil; la mayoría de ellos se dirigen hacia las grandes ciudades del país tales como Sao Paolo, Río de Janeiro y Brasilia, donde hay oportunidades de trabajo, pero donde existe también más competencia en el mercado laboral. Además, el costo de la vida es muy caro en dichas ciudades; por lo que sus magros salarios no les permiten cubrir todos sus gastos y enviar dinero a sus familias en Haití.

    Ernst Casséus, muy cercano a la comunidad haitiana en Brasil, denuncia los abusos laborales y las violaciones de derechos humanos de los que son víctimas sus compatriotas, debido a que no hablan el portugués ni saben cómo defender sus derechos. Por ejemplo, recuerda cómo una joven obrera haitiana fue despedida sin más de su trabajo porque su empleador se dio cuenta de que ella estaba embarazada.

    Desconocimiento del portugués, discriminación racial, bajos salarios, falta de asistencia por parte de las autoridades diplomáticas haitianas, dificultades para regularizar su situación migratoria e integrarse en Brasil figuran entre los principales problemas que afrontan los haitianos en el país sudamericano.

    Ernst Casséus recomienda al gobierno brasileño que otorgue más visas a los haitianos desde su Consulado en Puerto Príncipe y facilite de manera más ágil y transparente los trámites para conseguirlas, de tal modo que más compatriotas suyos tengan la oportunidad de ingresar al país sudamericano.

    Argumenta que esta decisión podría contribuir eficazmente a prevenir la migración irregular, el tráfico ilegal de migrantes y las sucesivas crisis humanitarias que los migrantes haitianos han tenido que vivir en las fronteras de la Amazonía y del Acre.

    Finalmente critica la “indiferencia” de la representación diplomática haitiana en Brasil que, según él, ha hecho muy poco para ayudar a la comunidad haitiana y, sobre todo, para asistir a los migrantes haitianos que hayan sido víctimas de abusos en el país y en necesidad de protección.

    Bogotá (Colombia), 25 de junio de 2014

14.06.28MMMCOMUNICADODEPORTADOS.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s