Notas sobre migración en La Jornada

logo_jornada.png

Gobernador firma ley que reduce deportaciones de residentes legales en California

Por Notimex
mar, 22 jul 2014 13:47

22 migrantes 02.jpg

Migrantes centroamericanos montan un tren de carga durante su viaje hacia la frontera entre Estados Unidos y México, el 12 de julio de 2014.

Foto Ap

Los Ángeles. El gobernador de California, Jerry Brown, firmó una ley que reducirá el número de deportaciones de residentes legales que son convictos por delitos menores.

La firma del gobernador de la ley SB1310 fue realizada el lunes junto con un paquete de 24 leyes de diversa índole y en el caso de la primera entrará en vigor el 1 de enero de 2015, confirmaron este martes voceros del estado.

La medida busca reducir al máximo posible las sentencias por delitos menores en el estado y había sido propuesta por el senador estatal Ricardo Lara, demócrata de Bell Gardens.

Bajo las leyes federal los delitos de felonía son castigables por 365 días de prisión o más y en ese caso muchos de los residentes legales enfrentan en automático la deportación.

Pero con la medida ratificada por el gobernador al reducir sentencias al mínimo, muchos residentes legales por ese tipo de delitos ya no estarán siendo enviados a posible deportación.

Los crímenes que reciben una sentencia de un máximo de un año y que eran colocados en condición de deportación incluyen el robo, fraude y falsificación.

“En el pasado hasta por escribir mal un cheque los residentes legales enfrentaban procesos criminales y muchos de ellos hasta la deportación”, aseguró Lara.

Cada año 10 por ciento de todos los deportados son residentes legales y 68 por ciento de estos son enviados fuera de Estados Unidos por crímenes no violentos, según el Concilio Estadunidense de Inmigración, un grupo no lucrativo de Washington.

“El gobernador firmó esta ley para apoyar a residentes legales a que no sean deportados por delitos menores”, manifestó Jim Evans, vocero de Brown.

Esta norma rubricada por Brown se suma a legislaciones similares aprobadas en Washington y Nevada

La crisis de los niños migrantes

Aunque el tema de la crisis humanitaria de los niños migrantes sin compañía comenzó a ganar espacio en los medios de comunicación en los últimos meses, el problema no es nuevo. “Siempre ha existido, pero la violencia de otros delitos ocultaba el fenómeno”, dice Olga Sánchez Martínez, Premio Nacional en Derechos Humanos en 2004. “Comencé en 1991 la ayuda a migrantes enfermos y desde entonces hemos apoyado a niños amputados; menores de 12, 13 y 14 que sufrieron accidentes, pero era una parte del fenómeno migratorio que no se tocaba”, asegura. Sólo este año, dice el INM, se han rescatado a más de 10 mil menores sin compañía.

Editorial / Texas: militares contra los migrantes

mar, 22 jul 2014 07:39

El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció ayer el despliegue de mil efectivos de la Guardia Nacional en la frontera con México a partir del próximo mes, a fin de contener el flujo de migrantes indocumentados, en medio de un repunte inédito en el arribo de menores mexicanos y centroamericanos que se internan solos y sin los documentos correspondientes a territorio estadunidense.

El mandatario estatal, quien aspira a la candidatura presidencial del Partido Republicano para los comicios de 2016, negó que dicha medida signifique la militarización de la línea fronteriza con México. Por su parte, el jefe administrativo militar de Texas, John Nichols, dijo que sus tropas sólo se encargarán de “disuadir” a los inmigrantes.

Si bien es cierto que la Guardia Nacional es un cuerpo formado por voluntarios y bajo el mando de los gobernadores de los estados, se trata, a fin de cuentas, de un organismo militar, dotado de medios castrenses marítimos, terrestres y aéreos, varias de cuyas unidades ha sido desplegadas en guerras como la de Irak. Una de las significativas diferencias entre esta agrupación y las otras ramas de las fuerzas armadas –ejército, marina o fuerza aérea– reside en que las segundas tienen prohibido usar armas para hacer respetar la ley en el territorio estadunidense, en tanto que la Guardia Nacional dispone de autorización para disparar dentro del país. Por lo anterior, sería un exceso de candidez creer en la afirmación de que los efectivos desplegados se limitarán a “disuadir” a migrantes indocumentados, y resulta condenable que el gobierno texano pretenda minimizar el alcance de su propia decisión y escamotear a la opinión pública la gravedad de una medida que implica, lisa y llanamente, la militarización de la frontera.

Por lo contrario, la determinación de Perry es una nueva vuelta de tuerca en la política de criminalización y persecución de migrantes por las autoridades del vecino país: a partir del despliegue de la Guardia Nacional, quienes crucen la frontera texana en busca de una vida mejor deberán hacer frente no sólo a los peligros de un entorno natural inclemente, a los traficantes de personas, a los abusos de las corporaciones policiales de uno y otro lados de la línea de demarcación y al sadismo de grupos civiles racistas dedicados a la cacería humana: ahora tendrán que vérselas también con fuerzas militares entrenadas para la guerra y para la aniquilación física del adversario. Lejos de atenuar la dramática situación que enfrentan cotidianamente miles de migrantes indocumentados, ésta se hará más incierta y peligrosa.

Sin desconocer que la determinación referida forma parte del uso político que los republicanos han hecho del tema migratorio para golpear al gobierno de Barack Obama, y que el propio Perry ha dado muestras de actitudes xenófobas e intolerantes, no puede soslayarse que la responsabilidad principal por la circunstancia que padecen los migrantes –particularmente los niños– en el vecino país corresponde al mandatario estadunidense. A fin de cuentas, a poco más de dos años de que concluya su segundo periodo presidencial, Obama no ha podido cumplir con uno de sus principales ofrecimientos de campaña: una reforma migratoria; no ha hecho nada por atenuar el maltrato y la persecución que padecen los ciudadanos indocumentados en ese territorio y, antes al contrario, ha agudizado esas tendencias y ha deportado a más migrantes que ningún otro presidente estadunidense.

La llamada “crisis humana” en que se ha convertido el fenómeno migratorio en Estados Unidos no sería tal si la clase política de Washington, empezando por su propio presidente, asumiera de una vez por todas que no hay solución más sensata, constructiva y congruente que despenalizar la migración. Por hoy, sin embargo, y para todo efecto práctico, este fenómeno sigue siendo colocado por autoridades de ese país en el ámbito de las amenazas militares, a contrapelo de la lógica y de los principios humanitarios más elementales.

Jóvenes hispanos ayunan en EU a favor de los niños migrantes

Por Ap
lun, 21 jul 2014 20:27

09f8658e-b78b-4fc8-a2d3-b05b62bb5536.jpegProtesta contra los indocumentados en Conroe, Texas, el 19 de julio de 2014.
Foto Ap

Los Ángeles. Siete jóvenes comenzaron este lunes un ayuno de cinco días para pedir que los menores centroamericanos que están llegando solos a la frontera de Estados Unidos con México puedan quedarse en territorio estadunidense.

"No tienen por qué deportarlos. (Estos niños) se tienen que quedar aquí porque son humanos", dijo Yamilex Rustrian, quien añadió que abandonó su Guatemala natal a los 7 años de edad junto con su hermana de 6 después de que pandilleros asesinaron a su padre de ocho balazos.

El anuncio ocurrió el mismo día que dos coaliciones de dreamers del Sur de California lanzaron una campaña que acusa a los demócratas de no abogar justamente por esos menores. Un dirigente religioso también dijo estar listo para ofrecer refugio temporal, alimentos, atención psicológica y otros servicios a 100 menores no acompañados en Los Ángeles.

Más de 57 mil menores no acompañados han sido detenidos desde octubre por ingresar sin autorización a territorio estadunidense, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. La mayoría de los niños procede de Honduras, Guatemala y El Salvador, y huye de un ambiente violento y pobreza extrema, según el gobierno de Estados Unidos.

El presidente Barack Obama ha pedido al Congreso 3 mil 700 millones de dólares para enfrentar esta crisis, que ha calificado de un "asunto humanitario urgente".

El lunes por la mañana el obispo Juan Carlos Méndez dijo a The Associated Press que la coalición cristiana Churches for Action, que él dirige, está lista para ayudar a un centenar de menores no acompañados.

A su vez, las organizaciones de dreamers Coalición de Jóvenes Inmigrantes y California Immigrant Youth Justice Alliance lanzaron la campaña Las Vidas de los Inmigrantes Valen, que acusa al Obama, el partido y legisladores demócratas de permitir la deportación de inmigrantes adultos y de "incapacidad" para oponerse a la deportación de menores no acompañados.

"La confianza de nuestras comunidades en ustedes, su partido y su presidente se ha quebrantado, no irreparable pero profundamente", dijeron las coaliciones en una carta enviada a legisladores demócratas.

El Comité Nacional Demócrata no contestó inmediatamente a un mensaje que le envió la AP. En las últimas semanas, muchos legisladores demócratas se han pronunciado en contra de la deportación de menores.

La campaña incluirá movilizaciones por redes sociales, dijo Myisha Arellanus, representante de la Coalición de Jóvenes Inmigrantes. Exige que se otorgue estatus de refugiados a menores no acompañados, incluso a los mexicanos, que por lo general son deportados rápidamente porque, a diferencia de los niños centroamericanos, no pueden quedarse en el país porque no tienen derecho a una audiencia migratoria.

Del total de detenidos desde octubre, 51 mil 875 han sido puestos bajo cuidado del Departamento de Salud y Servicios Sociales hasta esta semana, de los cuales 45 mil 513 han sido entregados a sus padres o familiares, según la Oficina para Niños y Familias, división del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Muchos de ellos, sin embargo, están en proceso de deportación.

Rustrian y el resto de los jóvenes que participan en el ayuno permanecerán durante el día en una tienda de campaña blanca que instalaron sobre el césped frente a la terminal ferroviaria Union Station, en el centro de Los Ángeles. Por la tarde, cruzarán la calle y participarán en oficios religiosos que se realizarán a diario en le Iglesia Metodista La Plaza Unida, donde dormirán en el sótano. Mientras dure el ayuno solo ingerirán agua.

El martes, un joven coreano se unirá al ayuno, indicaron los organizadores. De todos los participantes, dos tienen 15 años de edad, cinco son hispanos, cuatro son mujeres y otros tantos varones, el mayor de ellos de 22 años.

"Estamos sacrificando nuestros cuerpos por estos niños", agregó Rustrian, quien se ha beneficiado del plan de Obama que suspende la deportación y ofrece permisos de trabajo a jóvenes que viven sin autorización en el país y que cumplen ciertos requisitos.

Lanzan a Guardia Nacional contra niños migrantes

Por Notimex, Ap y Reuters
lun, 21 jul 2014 16:35

ddcd1884-f049-41f8-8cef-64d06a7dba49.jpegEstadunidenses se manifestaron el viernes pasado por "una frontera segura", que evite la llegada de más migrantes en Indianápolis. Foto Ap

Austin, Texas. El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció hoy el despliegue de mil soldados de la Guardia Nacional en la frontera con México para reforzar la seguridad en medio de una crisis humana sin precedente, ante la llegada al país de decenas de miles de menores no acompañados, la mayoría provenientes de Centroamérica.

En rueda de prensa en el capitolio estatal, en Austin, Perry informó que la movilización de los soldados, tanto de la Guardia Nacional de Texas como de la Guardia Estatal, se realizará en los próximos 30 días para llevar a cabo la operación Seguridad fuerte.

El gobernador, posible aspirante a la candidatura presidencial republicana, dijo que en meses recientes las medidas de seguridad en la línea divisoria se han visto rebasadas por el arribo de unos 57 mil menores migrantes no acompañados que cruzaron a Estados Unidos entre octubre y junio pasados.

Sostuvo que cárteles y bandas criminales explotan esa situación para la trata de personas y cruce de drogas.

“No me voy a quedar de brazos cruzados mientras nuestros ciudadanos están bajo asalto”, destacó. “El precio de la inacción es demasiado alto para que lo paguen los texanos”, agregó.

Perry explicó que las tropas de la Guardia Nacional trabajarán junto con los agentes estatales del Departamento de Seguridad Pública para garantizar la seguridad de todos los residentes.

Los soldados ayudarán también a combatir a los cárteles de la droga y a disuadir la entrada de delincuentes extranjeros.

Horas antes del anuncio, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró que se redujo sustancialmente el flujo de menores no acompañados llegados al país, y precisó que durante las dos primeras semanas de julio fueron detenidos sólo 150 menores en promedio. En comparación, dijo, en junio se aprehendía a 355 al día.

El presidente Barack Obama tiene programado analizar el viernes con los mandatarios de Guatemala, Otto Pérez Molina; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y Honduras, Juan Orlando Hernández, formas de cooperación para frenar el flujo de niños migrantes.

Perry, crítico de la respuesta de la Casa Blanca a esa crisis, dijo que el Estado tiene la responsabilidad de actuar luego de las “palabras vanas y las promesas vacías” del gobierno federal.

El despliegue de las tropas de la Guardia Nacional, que tienen capacidad para aplicar la ley bajo el mando del estado, costará a Texas unos 12 millones de dólares al mes.

Los efectivos “sólo disuadirán y entregarán” a los migrantes y no detendrán a ninguna persona, aseguró John Nichols, jefe administrativo militar de Texas. Aclaró que podrían capturar a personas si alguien se los solicita.

Legisladores demócratas acusaron al gobernador de militarizar la frontera. “La militarización es la respuesta equivocada a la llegada de esos niños”, expresó el representante federal Joaquín Castro. “Mantengo la esperanza de que nuestro estado pueda proporcionar una respuesta más útil que enviar soldados armados para dar la bienvenida a los niños que buscan refugio de la violencia”, apuntó.

El jefe de la policía del condado de Cameron, Omar Lucio, dijo desconocer si las tropas llegarían a esa parte de la frontera y preguntó qué beneficios aportarían en caso de que lo hicieran. “Esas personas están entrenadas para la guerra, no para labores policiacas”, aseveró Lucio, cuyo condado comprende la ciudad de Brownsville. “Creo que el dinero estaría mejor invertido si se diera a las agencias encargadas de hacer que se cumpla la ley cerca de la frontera”.

Más de 3 mil agentes de la Patrulla Fronteriza operan en el sur de Texas. Perry ha pedido a Obama en reiteradas ocasiones que despache a la Guardia Nacional hacia la frontera.

Como gobernador, Perry puede desplegar a las tropas de la Guardia Nacional, pero corresponde al estado pagar por ellas.

  • La Casa Blanca reporta baja en el flujo de niños migrantes; en 2 semanas, 150 detenidos

El gobernador de Texas desplegará a la Guardia Nacional en frontera con México

  • Militarizar la línea divisoria es la respuesta equivocada, señalan legisladores a Rick Perry

Notimex, Ap y Reuters
Periódico La Jornada
Martes 22 de julio de 2014, p. 23

Austin, Texas, 21 de julio.

El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció hoy el despliegue de mil soldados de la Guardia Nacional en la frontera con México para reforzar la seguridad en medio de una crisis humana sin precedente, ante la llegada al país de decenas de miles de menores no acompañados, la mayoría provenientes de Centroamérica.

En rueda de prensa en el capitolio estatal, en Austin, Perry informó que la movilización de los soldados, tanto de la Guardia Nacional de Texas como de la Guardia Estatal, se realizará en los próximos 30 días para llevar a cabo la operación Seguridad fuerte.

El gobernador, posible aspirante a la candidatura presidencial republicana, dijo que en meses recientes las medidas de seguridad en la línea divisoria se han visto rebasadas por el arribo de unos 57 mil menores migrantes no acompañados que cruzaron a Estados Unidos entre octubre y junio pasados.

Sostuvo que cárteles y bandas criminales explotan esa situación para la trata de personas y cruce de drogas.

No me voy a quedar de brazos cruzados mientras nuestros ciudadanos están bajo asalto, destacó. El precio de la inacción es demasiado alto para que lo paguen los texanos, agregó.

Perry explicó que las tropas de la Guardia Nacional trabajarán junto con los agentes estatales del Departamento de Seguridad Pública para garantizar la seguridad de todos los residentes.

Los soldados ayudarán también a combatir a los cárteles de la droga y a disuadir la entrada de delincuentes extranjeros.

Horas antes del anuncio, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, aseguró que se redujo sustancialmente el flujo de menores no acompañados llegados al país, y precisó que durante las dos primeras semanas de julio fueron detenidos sólo 150 menores en promedio. En comparación, dijo, en junio se aprehendía a 355 al día.

El presidente Barack Obama tiene programado analizar el viernes con los mandatarios de Guatemala, Otto Pérez Molina; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y Honduras, Juan Orlando Hernández, formas de cooperación para frenar el flujo de niños migrantes.

FotoRick Perry, mandatario de Texas, durante una conferencia de prensa que ofreció ayer
Foto Ap

Perry, crítico de la respuesta de la Casa Blanca a esa crisis, dijo que el Estado tiene la responsabilidad de actuar luego de las palabras vanas y las promesas vacías del gobierno federal.

El despliegue de las tropas de la Guardia Nacional, que tienen capacidad para aplicar la ley bajo el mando del estado, costará a Texas unos 12 millones de dólares al mes.

Los efectivos sólo disuadirán y entregarán a los migrantes y no detendrán a ninguna persona, aseguró John Nichols, jefe administrativo militar de Texas. Aclaró que podrían capturar a personas si alguien se los solicita.

Legisladores demócratas acusaron al gobernador de militarizar la frontera. La militarización es la respuesta equivocada a la llegada de esos niños, expresó el representante federal Joaquín Castro. Mantengo la esperanza de que nuestro estado pueda proporcionar una respuesta más útil que enviar soldados armados para dar la bienvenida a los niños que buscan refugio de la violencia, apuntó.

El jefe de la policía del condado de Cameron, Omar Lucio, dijo desconocer si las tropas llegarían a esa parte de la frontera y preguntó qué beneficios aportarían en caso de que lo hicieran. Esas personas están entrenadas para la guerra, no para labores policiacas, aseveró Lucio, cuyo condado comprende la ciudad de Brownsville. Creo que el dinero estaría mejor invertido si se diera a las agencias encargadas de hacer que se cumpla la ley cerca de la frontera.

Más de 3 mil agentes de la Patrulla Fronteriza operan en el sur de Texas. Perry ha pedido a Obama en reiteradas ocasiones que despache a la Guardia Nacional hacia la frontera.

Como gobernador, Perry puede desplegar a las tropas de la Guardia Nacional, pero corresponde al estado pagar por ellas.

Se expande en EU la solidaridad con menores migrantes

Por David Brooks, corresponsal
sáb, 19 jul 2014 08:42

7009efa3-e20f-4943-aa13-92bdc81b1927.jpegUn niño se divierte con sus juguetes en un centro de Caridades Católicas en McAllen, Texas, el pasado día 13. Según estadísticas, más de 52 mil menores migrantes han sido detenidos por cruzar sin documentos a territorio estadunidense. Foto Xinhua

Nueva York. El influyente cómico Jon Stewart, en su noticiero ficticio nacional The Daily Show, exhibió ejemplos del temor casi obsceno del debate político por la crisis del éxodo de niños migrantes, y ante la pregunta de tantos políticos sobre si simplemente no se puede deportarlos, respondió: “Qué chingados les pasa? Estamos hablando de niños”. Y frente a la reiterada frase retórica de tantos políticos de que “este es un país de migrantes”, concluyó que sí. “Siempre hemos sido una nación de migrantes que odia a los migrantes más recientes”.

Mientras Washington, para no variar, sigue empantanado en un debate que no ofrece solución a lo que todos ahora califican de “crisis humanitaria”, ni mucho menos a sus causas de fondo, organizaciones de servicios comunitarios, de defensa de migrantes, abogados, activistas migrantes, religiosos y agrupaciones de derechos civiles atienden y defienden a los decenas de miles de niños de México y otras naciones de Centroamérica que ahora se encuentran distribuidos no sólo en la frontera, sino en diversos puntos del país.

EU expulsó este viernes a más de 40 niños inmigrantes a Centroamérica

Por Reuters
vie, 18 jul 2014 18:19

3aacb82f-408e-4033-8703-e1a3ae501918.jpegAlbergue en Arriaga, Chiapas. Foto Alfredo Domínguez

San Pedro Sula. Estados Unidos expulsó el viernes a más de 40 niños en vuelos a Honduras, Guatemala y El Salvador, intensificando el número de las deportaciones ante la crisis migratoria que enfrenta en la frontera con México.

Decenas de miles de menores sin acompañantes provenientes de esos tres países centroamericanos han sido detenidos cruzando la frontera sur estadunidense este año, poniendo a prueba las capacidades de las agencias de migración y generando un debate político en Estados Unidos sobre cómo resolver el problema.

Treinta y tres menores de entre 6 meses y 15 años y 26 madres aterrizaron en San Pedro Sula en Honduras, la ciudad con la mayor tasa de homicidios del mundo, provenientes de Estados Unidos.

En el lugar, la esposa del presidente, Ana García de Hernández, se reunió con ellos y expresó su preocupación. La primera dama hondureña dijo que muchas de las madres se endeudaron mucho para hacer el viaje y se preguntó cómo podrían pagar ahora.

Los vuelos del viernes fueron los segundos tras la deportación el lunes de niños y mujeres a Honduras.

Los inmigrantes centroamericanos, cuyo arribo a Estados Unidos ha crecido desde octubre, huyen del crimen rampante y la brutalidad de las pandillas que asolan sus países. Muchos pagan a contrabandistas en su intento de cruzar ilegalmente la frontera desde México hacia territorio estadounidense.

Cinco niñas y dos niños de entre 2 y 16 años y cinco madres fueron enviados desde Nuevo México a Ciudad de Guatemala, junto a otros adultos, dijo la embajada de Estados Unidos en Guatemala.

Posteriormente, el mismo vuelo llevó a tres niños y una niña de entre 4 y 14 años y a cuatro madres a San Salvador, junto a otras 22 mujeres, según funcionarios en Guatemala y El Salvador.

Las deportaciones de esta semana se producen tras un compromiso del presidente Barack Obama de acelerar el retorno de los inmigrantes indocumentados a sus países de origen en América Central.

Obama se reunirá con los presidentes de Honduras, Guatemala y El Salvador en la Casa Blanca la próxima semana para discutir formas de cooperación por la llegada de niños inmigrantes a Estados Unidos, dijeron el viernes funcionarios en Washington.

Crisis por los niños migrantes detona choques políticos en EU

Por David Brooks, corresponsal
vie, 18 jul 2014 07:21

3beff247-4aa5-4ce0-b543-eea09b79b52b.jpegDonaciones para migrantes indocumentados se amontonan en un centro de apoyo en Murrieta, California. La comunidad ha estado en el corazón de un debate de inmigración sobre como enfrentar la oleada de menores que cruzan la frontera desde México en meses recientes. Foto Reuters

Nueva York. Los niños mexicanos y centroamericanos han detonado una crisis para la cúpula política estadunidense que está agudizando el debate sobre las políticas de inmigración –el cual, a veces, ha llegado a ser tragicómico–, con graves consecuencias políticas y humanitarias.

La “crisis humana” en las puertas de Estados Unidos ha mostrado lo mejor y lo peor de este país.

Baja cifra de niños detenidos en últimos 10 días: Patrulla Fronteriza

Por AP
jue, 17 jul 2014 21:47

c42f9202-4a78-47a7-b49c-31b6cda60a7d.jpegGrupo de adultos y niños migrantes procedentes de Honduras y El Salvador al momento de ser detenidos por la Patrulla Fronteriza, en Texas, en junio pasado. Foto: AP

McAllen, EU. La cifra de menores inmigrantes detenidos por entrar ilegalmente en Estados Unidos por el sur de Texas ha bajado en los últimos 10 días, informó el jueves la Patrulla Fronteriza.

En los meses recientes, el elevado número de menores inmigrantes detenidos rebasó la capacidad de las instalaciones de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas.

Desde octubre han sido arrestados más de 57 mil menores que cruzaron la frontera sin compañía de un adulto, más del doble que un año antes.

El jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector del Valle del Río Grande, Kevin Oaks, informó de la reducción de las detenciones al término de un recorrido para la prensa por una nueva instalación en la que se procesará a los menores en McAllen.

Se prevé que el lugar, un enorme almacén de 5 mil 110 metros cuadrados al que se hicieron adecuaciones, comience a operar el viernes y albergue temporalmente a unos mil menores hasta que sea posible remitirlos al Departamento de Salud y Servicios Humanos y enviarlos a albergues.

"Arrestamos ayer a 80 jóvenes, así que en los últimos 10 días ha disminuido su captura", declaró Oaks.

Posteriormente, Roel Rodríguez, el agente que encabezará la nueva instalación de procesamiento, dijo que la cifra diaria de detenciones bajó a 200 en comparación con los 300 que se detenían en el momento de mayor intensidad del tránsito de esos menores.

Los menores arrestados después de que ingresaran solos en Estados Unidos representan un desafío para la Patrulla Fronteriza.

Cuando los agentes aumentaron las detenciones de los menores a un ritmo que rebasó la capacidad de procesamiento se comenzaron a llenar las estaciones en el Valle del Río Grande.

Ante esta situación, la Patrulla Fronteriza trasladó a los detenidos en autobús y avión a otras partes de Texas o a otros estados.

Universidad de Detroit, dispuesta a ayudar a niños migrantes

Por AP
jue, 17 jul 2014 17:51

a03f059a-ac56-4eb1-993b-9ab9827da15a.jpegAdolescente guatemalteca a la espera de ser deportada de Estados Unidos. Foto: Reuters

Detroit. El rector de la Universidad Marygrove de Detroit dijo estar dispuesto a emplear recursos de la institución para ayudar a los niños migrantes centroamericanos.

En declaraciones publicadas el jueves, David Fike dijo que ofrecería becas a los más grandes, así como alimentos y refugio a otros en la institución católica si el gobierno federal acepta dar trato de refugiados a miles de niños no acompañados que llegan desde Centroamérica y cruzan la frontera sur.

Fike dijo al diario Detroit News que el presidente Barack Obama debería encabezar la búsqueda de una solución al problema. Añadió que otras universidades deberían prestar ayuda.

En tanto, el plan de Wolverine Human Services, una organización de ayuda a adolescentes con problemas, de alojar en sus instalaciones de Vassar a niños que huyen de la violencia, ha generado protestas.

ONG apremian a Estados Unidos a dar asilo a niños migrantes

Por Ap, Afp, Dpa y Notimex
jue, 17 jul 2014 07:56

c1653fbb-3049-4914-8bbe-08d35809b525.jpegUn niño migrante es subido al techo de un vagón de tren en Arriaga, Chiapas. Foto Ap

Lincoln, Nebraska. Los miles de niños que han cruzado la frontera entre México y Estados Unidos son refugiados que huyen de la violencia, no inmigrantes que se deben devolver de modo sumario, aseguraron activistas hispanos y de derechos civiles de Nebraska, en momentos en que diversas ciudades de Estados Unidos se han negado a albergar temporalmente a miles de menores indocumentados.

En declaraciones al periódico Lincoln Journal Star, Shirl A. Mora James, una abogada de derechos civiles e inmigración de Lincoln, indicó que los niños son refugiados procedentes de países centroamericanos “que tienen las tasas de homicidio más altas del mundo”.

  • Este país tiene un papel importante en la situación actual, señala el organismo

Emprende Unicef acciones para proteger a menores de México y CA que migran solos

  • Diplomáticos de cinco naciones celebraron ayer la primera reunión de trabajo en la cancillería

Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada
Martes 22 de julio de 2014, p. 15

Ante el incremento de la migración de niños no acompañados hacia Estados Unidos, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) anunció una serie de acciones para proteger los derechos e integridad de los niños, niñas y adolescentes procedentes de México, Honduras, Guatemala y El Salvador que se ven en la necesidad de migrar solos.

El organismo internacional subrayó que como país de origen, tránsito y retorno de migrantes, México tiene un papel importante en la situación actual, en la que ha aumentado el número de niños centroamericanos y mexicanos en esa condición, que se exponen a riesgos de violencia y explotación.

De los 47 mil menores que fueron detenidos en la frontera sur de Estados Unidos entre octubre de 2013 y mayo de 2014, 25 por ciento eran mexicanos, destacó Unicef.

Mediante un comunicado, anunció que las oficinas del Unicef en las cuatro naciones expulsoras de niños migrantes coordinan diferentes acciones para proteger los derechos e integridad de este grupo.

Entre estas estrategias –que se emprenden en apoyo a las capacidades de cada país– destaca el fortalecimiento de los servicios de cuidados básicos, protección, asistencia legal y sicosocial, a niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situaciones de tránsito, detención, repatriación y reunificación con sus familias. También apoya la oferta de educación, protección y oportunidades de desarrollo positivo en sus comunidades de origen.

Isabel Crowley, representante de Unicef en México, destacó que en el caso de esta nación se coadyuvará en el fortalecimiento de la capacidad de las redes consulares en la región para una atención especializada a los menores migrantes y sus familias.

Esto se dará de manera coordinada entre Unicef y la Secretaria de Relaciones Exteriores para el desarrollo de protocolos e instrumentos con el fin de que su red consular preste una atención que asegure el acceso de niños, niñas y adolescentes, y sus familias a documentos de identidad, orientación legal, reunificación familiar, protección internacional o repatriación segura. Es importante asegurar procedimientos y atención especializada para garantizar el interés superior del niño en cada caso, asentó Crowley.

El organismo detalló que ayer se efectuó en la cancillería la primera reunión de trabajo con la presencia de cónsules y responsables de protección consular de México, Guatemala, Honduras, El Salvador y Estados Unidos, así como con organismos internacionales para intercambiar información y buenas prácticas, y trazar estrategias para fortalecer su atención a la niñez.

Colecta en NL para migrantes detenidos
Érick Muñiz
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 22 de julio de 2014, p. 15

Monterrey, NL., Templos católicos de Nuevo León harán una colecta especial el próximo domingo para apoyar a los migrantes centroamericanos detenidos en el sur de Texas, informó Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey, quien anunció que se enviará efectivo a parroquias de Estados Unidos para apoyarlas en su labor en pro de los indocumentados –en su mayoría mujeres y menores de edad– que saturaron recientemente los centros de detención en el sur de ese país. Con nuestra ayuda nos solidarizamos con nuestros hermanos del sur de Texas, primero con la oración y en segundo lugar con la cuestión económica, dijo.

  • ONG: en algunos casos, hijos de deportados son adoptados allá

Mexicanos detenidos en EU pasan días sin apoyo diplomático
Gustavo Castillo García
Enviado
Periódico La Jornada
Lunes 21 de julio de 2014, p. 15

Tijuana, BC.

Cuando Juan de Dios Torres, como muchos mexicanos menores de edad o adultos, fue deportado a México por Estados Unidos, había pasado varios días en un centro de detención migratoria sin hablar con ningún diplomático mexicano. Vestía zapatos sin agujetas, pantalones viejos y sin cinturón.

Como a todos los adultos, los agentes de la Patrulla Fronteriza le ataron las manos con cinchos de plástico desde que lo sacaron del centro de detención hasta poco antes de ser entregado a funcionarios mexicanos en una puerta que se encuentra en el muro que Estados Unidos construyó para evitar que los migrantes entraran en su país.

Tijuana, Baja California; San Luis Río Colorado, Sonora, y Nuevo Laredo y Matamoros, Tamaulipas, son los principales puntos por donde Estados Unidos deporta migrantes mexicanos.

A los centroamericanos que detienen los estadunidenses los envían en avión hasta sus naciones, siempre y cuando los cónsules de sus países los reconozcan como connacionales.

En México, el Instituto Nacional de Migración (INM) atiende a los deportados nacionales; para los mayores de edad, en sus oficinas cuenta con áreas donde les ofrece trabajo, servicios de salud y apoyo para retornar a sus entidades.

En cuanto a los menores –tan­to mexicanos que deporta Estados Unidos como a los centroamericanos que son rescatados–, ubica a sus familiares y los lleva hasta sus lugares de origen; en el caso de los extranjeros, coordina esas acciones con los consulados ­respectivos.

Juan de Dios vivió 17 años en ciudades de California; en las recientes dos semanas fue deportado en tres ocasiones.

“En cuanto te detienen te esposan las manos. Una vez que estás en la estación migratoria hacen mucho papeleo. Investigan cuántas veces has pasado y otra vez te toman tus huellas dactilares y fotografías. Cuando terminan, te llevan a unos cuartos. A veces te tienen dos, tres o más días. Hay estaciones donde te dan de comer burritos y refresco o sopas instantáneas. A veces los gabachos son racistas. Se portan mal en el hablado y te dicen cosas en inglés como si no entendieras. Te gritan ‘wetback!’ (espalda mojada); a veces, en español ‘¡pinche mojado!’ Es normal en ellos, son gente racista.

“Hay estaciones en que dicen que no tienen teléfono y no puedes hablar con nadie para avisar que fuiste detenido, y puedes llamar hasta que te entregan a las autoridades mexicanas.

Esta es la segunda vez que me avientan en Tijuana; otras ocasiones, como para que no intentes regresar, te mandan a otro lado, hasta Tamaulipas o Sonora, narró mientras recibía atención del personal del INM para inscribirse en el Seguro Popular, en una bolsa de trabajo, y definir si aceptaba que le pagaran la mitad de su boleto de regreso a su natal Monterrey.

La abogada Esmeralda Flores, integrante de la Casa del Migrante en Tijuana, señaló que muchos mexicanos que han sido recién deportados de Estados Unidos fueron separados de sus hijos. En algunos casos porque se dice que cometieron un delito, aunque haya sido menor. Para recuperar a sus hijos, los padres deben cumplir desde México con una serie de requisitos, por ejemplo, tener buen empleo y casa segura; pero resulta que, como fueron deportados con lo que llevaban puesto, no tienen documentos que acrediten su personalidad, ni tienen con qué acreditar niveles educativos, así que no siempre pueden cumplir. El número de casos de este tipo ha crecido; en algunos los menores son niños nacidos en Estados Unidos, lo que los convierte en ciudadanos de ese país y entonces se pretexta que el Estado busca lo mejor para ellos.


Desde el Otro Lado

Demagogia

Arturo Balderas Rodríguez

Es imposible eludir el tema de los niños centroamericanos detenidos en albergues de la patrulla fronteriza, debido a la magnitud que ha alcanzado la crisis. Una vez más, es obligación ineludible referirse a la precaria situación de los 57 mil menores cuya vigilia sobre el rumbo que tomará su vida es cada vez más dramática. El asunto, cuya solución debiera tomar en consideración la compleja problemática de los países de donde son originarios y cuya pobreza y el crimen han desgarrado el tejido social, se ha convertido en una nueva excusa para ganar adeptos políticos a sólo unos meses de las elecciones intermedias.

El problema ha crecido como bola de nieve que amenaza con fracturar aún más las tensas relaciones entre el Legislativo y el Ejecutivo, y de éste con una sociedad cada vez más polarizada y confusa. Es perogrullada decir que muchos candidatos que se disputarán las 435 curules de la Cámara de Representantes, y la tercera parte del Senado en noviembre próximo, han usado la crisis para llevar agua a su molino.

Algunos insisten en que la crisis humana, como lo es, debe resolverse casuísticamente, otorgando asilo a aquellos menores cuyas circunstancias lo ameriten; otros, en que el problema es estrictamente legal y debe resolverse deportando a quienes violaron la ley introduciéndose en el país sin documentos. Los primeros aseguran que una reforma migratoria es la solución, los otros, en que no habrá reforma mientras el Presidente no cumpla sus obligaciones en la materia.

Pocos han entendido el problema en toda su dimensión. El asunto no tiene que ver solamente con erigir muros que dividen artificialmente a las naciones, o saltarlos para buscar una vida mejor; tiene que ver con la pobreza ancestral de algunas naciones cuyos recursos han sido explotados por corporaciones extranjeras, con la aquiescencia de gobiernos autoritarios y corruptos, con la implantación de sistemas de vida ajenos a las necesidades de la mayoría de su población, y la profunda desigualdad social y económica inherente. Tiene que ver también con quienes en el sur y el norte del continente se benefician del tráfico de drogas y personas.

Mientras no se entiendan o se quieran entender las verdaderas causas de esta problemática será inútil poner parches a una realidad que no admite remiendos. ¡Me equivoco! Sí continuará siendo útil para quienes aprovechan coyunturas como ésta para hacer demagogia, según se advierte al leer las páginas de los diarios.

abalderasr


  • Eran hondureños; el Instituto de Ciencias Forenses realizó la identificación

El DF entregó 11 cuerpos de migrantes asesinados en San Fernando, Tamaulipas

  • Los cadáveres fueron recibidos por representantes diplomáticos del país centroamericano

Mirna Servín
Periódico La Jornada
Lunes 21 de julio de 2014, p. 17

A tres años de que se encontraron fosas clandestinas en San Fernando Tamaulipas, el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) del Distrito Federal entregó 11 cadáveres de migrantes hondureños, luego de llevar a cabo la identificación.

El Tribunal Superior de Justicia del DF (TSJDF), del cual depende el Incifo, resguardó los cadáveres que fueron exhumados de la fosa común por las autoridades federales en 2011.

No fue hasta que un equipo de antropólogos forenses argentinos practicó diversos estudios periciales a los cuerpos cuando se pudo conocer la identidad de los migrantes.

Los cadáveres fueron entregados a representantes diplomáticos de Honduras, una vez que se confirmó su identidad.

En estrecha vinculación de la Procuraduría General de la República, en su carácter de autoridad encargada de la procuración de justicia, el grupo de antropólogos argentinos y el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, en su carácter de coadyuvante en el resguardo de los cadáveres y la utilización de sus instalaciones para la práctica de los estudios correspondientes, permitió que funcionarios de ambas instituciones entregaran los cadáveres, aseguró la dependencia a través de un comunicado.

En el municipio de San Fernando, Tamaulipas, se encontraron decenas de personas muertas en fosas clandestinas, entre ellas 14 mujeres. Las víctimas eran de México, Ecuador, Honduras, Brasil y El Salvador.

De acuerdo con las versiones de lo sucedido los migrantes fueron secuestrados camino a Reynosa por presuntos Zetas, cuando se dirigían hacia la frontera con Estados Unidos.

El Instituto de Ciencias Forenses del Distrito Federal resguardó durante este tiempo los cuerpos de los migrantes que no fueron identificados.

Preocupante, impedir el uso de La Bestia: obispo
Elio Henríquez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 21 de julio de 2014, p. 15

San Cristóbal de las Casas, Chis., El obispo local, Felipe Arizmendi Esquivel, se dijo preocupado por la decisión del gobierno federal de no permitir que los indocumentados que tratan de llegar a Estados Unidos en busca de trabajo suban en el tren (La Bestia) , pues al impedirles usar ese transporte los expone a más peligros, ya que nada ni nadie podrá detener la migración, mientras en el propio país no haya paz, seguridad y empleo suficientes. Expresó su esperanza de que el nombramiento de Humberto Mayans Canabal como titular de la Coordinación para la Atención de la Migración en la Frontera Sur “no sea para sellarla y hacer más difícil el tránsito de los migrantes, sino para protegerlos de de asaltantes, como los maras, que les cobran dinero, y si no les dan, en algunos casos los machetean, violan a las mujeres y los matan”.

Arquidiócesis, por migración segura
De la Redacción

Periódico La Jornada
Lunes 21 de julio de 2014, p. 17

La Arquidiócesis de México señaló que los niños migrantes no son indocumentados y merecen todo el respeto y protección de la sociedad y de los gobiernos. En su editorial del semanario Desde la fe subrayó que el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, visitó México para reflexionar sobre este tema con autoridades de Centro y Norteamérica.

Indicó que no han sido suficientes los albergues que reciben a los migrantes –la mayor parte en manos de la Iglesia católica– y mencionó que el papa Francisco ha dicho que se requiere un mayor esfuerzo.

Por ello, agregó, de nada sirve tomar medidas militarizadas en las fronteras y construir, como hace Estados Unidos, bardas absurdas. Resulta inadmisible abusar de los migrantes y tratarlos como delincuentes, con la complicidad de las autoridades mexicanas, apuntó.

Recordó que esta semana el cardenal Parolin, en representación del papa Francisco, sostuvo un primer contacto con el gobierno mexicano y otros más de Latinoamérica en la ciudad de México para provocar respuestas sensibles y comprometidas a esta realidad humana.

La solución se encuentra en que se adopten nuevas formas de migración legal y segura, pero sobre todo programas de auténtico desarrollo en los países de origen, señaló.

  • Presentarán estrategia para esa zona la semana próxima

Aplicar reforma migratoria en la frontera sur, intento de 3 sexenios
Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Lunes 21 de julio de 2014, p. 16

El programa para la atención de la frontera sur, presentado el pasado 7 de julio, no es una estrategia novedosa. Por lo menos las dos administraciones pasadas han intentado aplicar una reforma integral en esa región, donde ahora se reportan 12 puntos formales de internación frente a 53 irregulares.

Sin embargo, los propios diagnósticos de la Secretaría de Gobernación advierten de la porosidad de la franja y sus consecuencias, en perjuicio de la seguridad y la protección de las garantías humanas. Debido a una mayor visibilidad de las crecientes violaciones a los derechos humanos que enfrenta esta población y a los riesgos a los que están expuestos, se ha hecho evidente la necesidad de una gestión migratoria más humana, señala la Unidad de Política Migratoria de Gobernación, en el más reciente diagnóstico del programa presupuestal para esta área.

Compleja dinámica transfronteriza

En la frontera sur se da una histórica y compleja vida transfronteriza con alrededor de millón y medio de entradas de extranjeros al año; la mayoría realiza estancias cortas por motivos comerciales, de visita y, en menor medida, laborales.

Dentro de este flujo destacan trabajadores agrícolas, cuyo número de eventos de cruce se estima entre 40 mil y 80 mil por año; la mayoría no establecen residencia en México y por lo general permanecen menos de un mes en el país, añade la unidad.

También hace énfasis en la necesidad de abordar la migración con elementos globales y locales. Por ejemplo, señala, la mayor injerencia del crimen organizado ha llevado a criminalizar a los migrantes.

Durante el sexenio foxista, el Instituto Nacional de Migración advirtió sobre la desventaja de sólo tener ocho puntos de control formal en la frontera sur; actualmente hay sólo 12 para una franja de mil 200 kilómetros.

Después, en la administración de Felipe Calderón se informó del bajo porcentaje de consignación de presuntos traficantes de personas, y durante el primer año del sexenio de Enrique Peña Nieto Gobernación advirtió acerca de las deficientes condiciones en el bienestar de los migrantes derivadas de una desarticulada y descoordinada política migratoria.

La dependencia encabezada por Miguel Ángel Osorio Chong emite alertas ante la reproducción de la exclusión social de los migrantes, las limitadas oportunidades de desarrollo para ellos; la inseguridad para los migrantes y sus familias, así como una débil cultura de la legalidad.

La estrategia para la frontera sur, que será anunciada en próximos días, busca –igual que las que la antecedieron– revertir la problemática. Uno de los puntos que se delinean como plan realizable y sin precedente es un operativo para evitar que los migrantes –la mayoría centroamericanos– se trepen al ferrocarril de carga sureño, conocido como La Bestia, para avanzar hacia Estados Unidos.

Sin embargo, el flujo de viajeros va en ascenso. Gobernación misma calcula que unos 250 mil extranjeros en situación migratoria irregular pasan por México.

En el plan de 2014 se incluye la creación de una coordinación federal para la atención integral de la frontera sur. El titular, Humberto Mayans, senador con licencia del PRI, deberá fijar la estrategia en la materia de todo el Poder Ejecutivo y su vinculación con los gobiernos estatales, municipales y los poderes Legislativo y Judicial.

Desde 2013 la Unidad de Política Migratoria advirtió sobre los retos para coordinar estos planes y programas, debido a la desarticulación de políticas públicas que atienden el fenómeno migratorio y la limitada vinculación entre las políticas de migración y desarrollo.

“La política migratoria de México debe superar la era de ‘la política de no tener política’ para transitar hacia el pronunciamiento específico sobre la deseabilidad de alcanzar un acuerdo que propicie la migración de manera ordenada, segura y por los cauces regulares plenamente respetuosos de los derechos humanos”, indicó la Unidad de Política Migratoria.

Al niño de Guatemala

El poeta de Cuba cantó
a la niña de Guatemala,
la que murió de amor.
Niño de Guatemala muerto de dolor.
La maldad imperial,
las cobardías nacionales
ignoran tu muerte desértica,
muerte migratoria, mandato de soledad.
Lloro tu muerte,
niño de Guatemala.

José María Martinelli

Niños y mujeres primero
Jorge Durand

El barco se hunde. ¡Sálvese quien pueda! Hay que abandonar el país. Centroamérica hace agua por todos lados. Y un grito desesperado llega a las puertas de Estados Unidos: ¡aquí estamos, abandonados a nuestra suerte! Después de pasar por guerras, terremotos, huracanes y ahora una violencia extrema y despiadada, no queda otra alternativa que huir.

La peor de la violencias es la que se ensaña con el vecino, con el pobre, con el que tiene algo, con el que pudo montar un pequeño negocio, con la señora que recibe remesas, con el que tiene la gracia de practicar un oficio digno, de tener un taller, un coche, un camión.

Algo de eso vivimos en Michoacán y otros estados, donde el derecho de piso, la extorsión y el secuestro acabaron con lo poco que había de comercio, negocios y empresas generadoras de empleo. El derecho de piso y la extorsión es un misil en la línea de flotación, en la estructura de sobrevivencia de una sociedad.

La situación en Centroamérica es insostenible, como se comprueba en el diario de campo de Heriberto Vega Villaseñor, quien ha entrevistado a migrantes en tránsito en la casa de migrantes de Saltillo: La mujer estaba con su hijo, de 16 años, que tuvo cuando ella tenía también 16. Vivía con su pareja en Honduras pero tuvieron que salir de urgencia por el crimen organizado. Su hijo fue de alguna manera asediado por los maleantes y un día llegaron por él unos encapuchados, golpearon la puerta buscando al muchacho y ella le dijo a su pareja que se escondiera pues a él no lo conocían. Cuando salió, la insultaron y le dijeron que iban a volver por el muchacho. Entonces ella, en lo que ellos se fueron, corrió hacia donde estaba su hijo, le pidió que saliera (estaba en un cibercafé) y se escondieron y ya prácticamente no regresaron a su casa, se fueron con una tía y ya de ahí se vinieron poco a poco hacia México, con la intención de ir a Estados Unidos.

A la pregunta de si piensan volver a su tierra dicen: “que ya no hay manera de regresar, que ya ellos salieron y no pueden regresar porque el problema es la extorsión que hacen las maras, no por tener un negocio, sino sólo por el hecho de vivir en un lugar, lo justifican como el impuesto de guerra y les cobran unas 600 lempiras a la semana, y con los salarios que se tienen, pues no alcanza”.

Alexis “trabaja en la construcción, donde ganaba entre 350 y 400 lempiras diarias y también en un mototaxi, del que obtenía 500 lempiras diarias (cuando trabajaba), pero tenía que pagar una tarifa de 400 lempiras semanales a las maras. Está casado y tiene dos hijos, sólo terminó la primaria. Señala que la situación como está no da para el sustento; por eso, afirma, ‘voy a buscar un futuro’”.

La extorsión del pobre es algo que sucede también en México. En otra entrevista una migrante embarazada narra el suceso que le causó mayor indignación: fueron asaltados en Saltillo por un policía federal que les quitó los últimos 200 pesos que traían, dice que él vio que estaba embarazada y, sin embargo, no se inmutó. Otro hondureño de 37 años dice que los problemas que ha tenido fueron con la policía en Matías Romero y en el DF, dice que se disfrazan de taxistas y luego dicen que son judiciales y les cobran 500 pesos.

Un joven nicaragüense narra que “le tocó ver el asesinato artero de tres guatemaltecos en el tren, por parte de jóvenes maras y mexicanos, que forman parte del crimen organizado. Éstos para amedrentar a los demás les dispararon enfrente de ellos a dos en la cabeza y a otro en el corazón, que fueron cayendo poco a poco del tren, pues iban en una góndola vacía, y se fueron resbalando los cuerpos; ya con eso, todos sacaron el dinero que traían y lo entregaron”.

En este contexto llegar a la frontera es un alivio, no sólo por haber podido huir con vida de su país, sino por haber sobrevivido al paso por México. Ahora le toca resolver a Estados Unidos lo que no quiso resolver en su patio trasero. Las guerras en Centroamérica fueron el último coletazo de la guerra fría y el resultado directo de una defensa a ultranza de dictadores y juntas militares.

Y en este escenario geopolítico global Honduras fue el aliado y protegido de Estados Unidos. Fue la punta de lanza para organizar la Contra, desestabilizar al gobierno sandinista y perpetuar la guerra civil.

Después de las guerras vienen los procesos de reconstrucción, así pasó en Europa, Japón, Corea. En Centroamérica, una vez terminadas las guerra civiles en Nicaragua, El Salvador y Guatemala, el principal interesado en el conflicto se lavó las manos y abandonó la región a su suerte y a su destino. Estas son las consecuencias.

Paradójicamente el país fallido de este escenario centroamericano es Honduras. Se puede entender que Estados Unidos no haya apoyado a la Nicaragua de los sandinistas, pero Honduras podría haber sido, con apoyo externo, un modelo de las supuestas ventajas del sistema capitalista en la región.

No obstante, la realidad es otra. Honduras no ha enfrentado ningún proceso de transformación, ni reforma o modernización, sigue todavía en los tiempos de las repúblicas bananeras, con unas cuantas familias terratenientes que controlan todo y se reparten los puestos del gobierno. El tímido intento reformista del presidente Manuel Zelaya (2006-2009) terminó en golpe de Estado.

El problema de Honduras no es sólo pobreza y marginación, que no necesariamente generan migración. Hay miles de millones de pobres en el mundo que no migran, que no pueden, ni quieren emigrar. En Honduras se añaden problemas muy serios de corrupción, violencia, impunidad, desigualdad y carencia de instituciones sólidas con personal calificado.

El flujo migratorio de Honduras no se va a detener. Incluso con un plan de desarrollo exitoso, el flujo se incrementaría, como ha sido demostrado en muchos otros casos. Hay que buscar soluciones integrales a largo y mediano plazo, no sólo económicas.

  • Son 80% de los repatriados por ese país: Gobernación

Este año, EU ha deportado a 6,453 menores que iban solos

  • Se ha reducido el número de indocumentados devueltos, sostiene

Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Domingo 13 de julio de 2014, p. 9

Durante el primer semestre del año fueron repatriados de Estados Unidos 8 mil 49 menores mexicanos, de los cuales 80 por ciento (6 mil 453) traspasaron la frontera sin la compañía de un familiar, señala un reporte de la Secretaría de Gobernación.

El número de menores equivale casi a 6 por ciento del total de paisanos devueltos este año.

A escala general, la deportación de mexicanos continúa a la baja. En 2009 –el pico más reciente– fueron repatriados 601 mil 356, y el acumulado en 2013 fue de 332 mil 865. Hasta junio de este año van 137 mil 429, por lo que es posible que el cierre sea nuevamente menor.

Sin embargo, el gobierno mexicano alerta que las deportaciones no ocurren siempre bajo los memorandos bilaterales que buscan privilegiar los lugares donde hay mejores condiciones de recepción para la seguridad de los paisanos. En especial preocupa a la autoridad la reinserción de los connacionales, porque su estancia en el vecino país es de 5 a 12 años, en promedio.

La subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la SG, Mercedes Guillén, subrayó que es necesario recibir a los mexicanos sólo por los puntos donde hay infraestructura adecuada para apoyarlos.

“El programa Somos Mexicanos atiende el problema del retorno donde –como se vio en algún momento en la presentación que hizo el secretario de Gobernación– se hace especial énfasis a la petición o al trabajo coordinado de Gobernación con Estados Unidos para efectuar la repatriación.

Y esto es porque están regresando a los mexicanos por muchos lugares o por veintitantos puntos y nosotros estamos solicitando que se haga en nueve, dijo la funcionaria en entrevista con La Jornada.

En efecto, comentó, Estados Unidos tiene todo el derecho de regresar a los mexicanos que estaban de manera irregular en su territorio, pero en lo que insistimos como país es que la repatriación sea digna, en forma humana.

Se debe privilegiar la reunificación familiar; que no separen a las familias y las entreguen en puntos distantes como Tijuana y Matamoros. Por otro lado, también que lo hagan en horarios en los que es más fácil su protección, subrayó. Por ejemplo, que no devuelvan a los infantes después de las seis de la tarde y con los adultos lo hagan antes de las 22 horas.

Si bien en este momento se atiende la crisis por el aumento de menores migrantes en la frontera sur, el flujo de mexicanos repatriados todavía se cuenta incluso por más de mil cada mes, pues en lo que va del año 8 mil 94 menores han sido deportados: mil 245 en enero, mil 262 en febrero, mil 935 en marzo, mil 543 en abril, mil 317 en mayo y 747 en junio. En cuanto a menores repatriados no acompañados, han sido 6 mil 453: 908 en enero, 992 en febrero, mil 753 en marzo, mil 360 en abril, mil 109 en mayo y 331 en junio.

En general (adultos y menores), en 2007 hubo 528 mil 743 repatriaciones; en 2008, 577 mil 826; en 2009, 601 mil 356, y 469 mil 268 en 2010. En 2011, la cifra fue de 405 mil 457, y al término del sexenio pasado, 369 mil 492. En lo que va de la actual administración (18 meses) han sido poco más de 470 mil.

La SG considera que el flujo migratorio mexicano es de cero, ya que el número de paisanos que cruzan a Estados Unidos de forma irregular es igual al de deportados.

  • Necesaria, participación de IP, sociedad civil y organizaciones

El tránsito de personas puede ser una oportunidad de crecimiento: ONG
Fabiola Martínez
Periódico La Jornada
Domingo 13 de julio de 2014, p. 9

El representante de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en México, Thomas Lothar, advirtió que el tránsito de personas es una realidad inevitable y que lejos de ser un fenómeno negativo, puede constituir una oportunidad de crecimiento mutuo.

La OIM recomienda un nuevo modelo para la gestión integral de los éxodos mediante el fortalecimiento de las instituciones, la protección de los derechos humanos y la armonización de políticas públicas en beneficio del migrante y su familia.

Los estados por sí solos no pueden llevar las acciones en temas de migración, se necesita la participación de la sociedad civil, el sector privado y la comunidad de organismos internacionales, dijo en la Secretaría de Gobernación (SG) durante la presentación del libro Perspectivas globales sobre migración y desarrollo.

El más reciente corte estadístico de la SG indica que durante el primer semestre de este año han sido presentados ante la autoridad migratoria 55 mil 601 personas, de las cuales fueron deportadas 53 mil 553. Del total, más de 11 mil eran menores de edad. En ambos casos, la mayoría eran hondureños.

Sin embargo, el número de extranjeros que cruzan México con la intención de llegar a Estados Unidos es mucho mayor. Las autoridades de la SG calculan que casi 250 mil indocumentados –la mayoría centroamericanos– cruzan por el país hacia el norte.

La SG aseveró que trabaja para garantizar el funcionamiento de albergues y estancias migratorias que reciben extranjeros.

La subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la SG, Mercedes Guillén Vicente, dijo que el Programa Frontera Sur busca garantizar los derechos humanos de quienes la atraviesan y elevar el control fronterizo que desaliente la entrada de indocumentados. Para México es de vital relevancia la concertación bilateral, porque es una oportunidad para impulsar la agenda global de desarrollo en temas de migración, comentó.

Según el Instituto Nacional de Migración, perteneciente a la SG, se realiza la capacitación sobre protección a la infancia a agentes de Guatemala, El Salvador, Honduras, República Dominicana, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

En total han sido capacitados 419 funcionarios de esos países en cómo replicar el modelo para proteger los derechos de niños, niñas y adolescentes migrantes repatriados no acompañados.


La violencia no es la causa del éxodo de infantes: Rubido

Fernando Camacho Servín
Periódico La Jornada
Domingo 13 de julio de 2014, p. 9

La violencia en México no puede ser señalada como una de las causas de la migración masiva de niños sin la compañía de un adulto, pues el número de homicidios dolosos en el país es cuatro veces menor que el de las naciones de Centroamérica, afirmó el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

En encuentro con los medios luego de participar en la ceremonia de inicio de una carrera atlética para festejar el día del policía federal, Rubido señaló que las autoridades mexicanas han estado trabajando intensamente junto con las centroamericanas en el programa Frontera Sur, a fin de evitar que tengamos este flujo de migrantes, particularmente de niños.

Al explicar las causas de este fenómeno, el comisionado indicó que hubo un rumor que generó falsas expectativas entre los padres de los niños y los animó a enviarlos a Estados Unidos, con la esperanza de que los dejaran permanecer ahí, y destacó que la violencia en Centroamérica ha propiciado el incremento del flujo migratorio.

–Algunos responsabilizan a la violencia en México…

–No: veamos el número de homicidios dolosos que tiene México y el que tienen algunos países centroamericanos, y vemos que somos (sic) cuatro veces menos –atajó el funcionario, quien llamó a enfrentar este problema con óptica regional.

Por otra parte, Rubido señaló que la Gendarmería Nacional podría estar lista para entrar en funciones a finales de este mes o a principios de agosto, luego de que los cadetes terminen su capacitación militar.

Además, puso de relieve la coordinación entre las diversas fuerzas de seguridad del país, como lo demuestran –dijo– los operativos conjuntos en Michoacán, Tamaulipas, Guerrero y estado de México, y manifestó que el organismo a su cargo realiza evaluaciones a los integrantes de los cuerpos de policía de todos los estados, y en caso de que algunos no reúnan las condiciones para trabajar en ellos, serán removidos de su puesto.

  • Podría pasar a la historia como racista

Pide López Obrador a Obama cumplir promesa a migrantes
FotoAndrés Manuel López Obrador ayer en Purísima del Rincón, Guanajuato
Foto La Jornada

Carlos García
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 13 de julio de 2014, p. 10

Purísima del Rincón, Gto., 12 de julio.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha deportado a más mexicanos que George Bush y, si no cumple la promesa de reforma migratoria, pasará a la historia como un mandatario racista, sostuvo el dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador.

El político tabasqueño se sumó a la petición que hicieron Bill Gates, Warren Buffett y Sheldon Adelson –tres de los hombres más ricos del mundo– para que el Congreso de Estados Unidos emprenda una reforma migratoria.

Es un compromiso que hizo Obama desde su primera campaña; no ha cumplido, ya está por terminar y pasará a la historia, si no cumple ese compromiso, no sólo como falsario y mentiroso, sino como el presidente de Estados Unidos que más migrantes ha expulsado; al final resultará en los hechos un presidente racista, lamentó.

Consideró que Obama aún tiene tiempo para impulsar, aprobar y poner en marcha una reforma migratoria que beneficie a mexicanos, latinoamericanos y en general a todos los migrantes.

Se tiene que garantizar el derecho (de los migrantes) como seres humanos a la vida, derecho universal que precisamente lo proclama un presidente estadunidense, Franklin Roosevelt; habla de que el principal derecho humano es a la vida, a la libertad y a vivir libres de injusticias y temores, refirió López Obrador.

Recordó que cuando el pueblo estadunidense votó por Obama imaginó que sería un presidente como Roosevelt, todo un titán de las libertades. Me equivoque, está resultando muy mal presidente, como si se tratara de un presidente republicano y de lo peor, porque Obama ha deportado a más mexicanos que Bush, es lamentable lo que está sucediendo, recriminó López Obrador en su tercer día de gira por Guanajuato.

En entrevista al finalizar una reunión informativa con seguidores de Morena en Purísima del Rincón, calificó de irresponsable que Enrique Peña Nieto no exija al gobierno de Obama la mejora migratoria.

No atiende los grandes y graves problemas nacionales, no le importa el sufrimiento de la gente, no representa al pueblo de México, nunca ha hecho nada en ese sentido, reprochó López Obrador.

Sobre el anuncio del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, de que prohibirán que los migrantes centroamericanos viajen en tren por razones de seguridad, el ex candidato presidencial desaprobó la medida.Peña se ha convertido en una especie de policía de migración para hacer el trabajo sucio a los estadunidenses, para tratar de contener, limitar el paso de migrantes centroamericanos por nuestro país, dijo.

Opinó que por humanidad, el gobierno mexicano, debe dar todas las facilidades para que los migrantes crucen con seguridad el país y garantizar el derecho humano a la vida, recomendó.

Afirmó que los guanajuatenses están hartos de la corrupción de las administraciones estatales emanadas del PAN. Dijo que en Guanajuato, Morena postulará a candidatos a 46 presidencias municipales, así como aspirantes a diputados locales, federales y a gobernador. “Es un estado que no merece lo que le está pasando, como que el ex gobernador Juan Manuel Oliva compró unos terrenos para la construcción de una refinería con un valor de 500 millones de pesos, pero los facturó en mil 200 millones de pesos. Se robó en esa operación casi 800 millones de pesos, comentó.

Rescatan a 11 salvadoreños plagiados por policías en Chiapas
Elio Henríquez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 13 de julio de 2014, p. 10

San Cristóbal de las Casas, Chis., 12 de julio.

Agentes estatales rescataron anoche a 11 migrantes salvadoreños, entre ellos cuatro menores, que presuntamente permanecían privados de su libertad por tres policías municipales de Tapachula, fronteriza con Guatemala, informaron fuentes gubernamentales.

Dijeron que los tres policías, identificados como Valentín Cifuentes Pérez, de 42 años, Édgar Méndez Barrios (38) y Juan Carlos Cano de la Cruz (38), fueron puestos a disposición de un agente del Ministerio Público por el delito de privación de la libertad en la modalidad de secuestro y extorsión.

Aseguraron que los tres policías les habían cobrado 9 mil pesos y les exigían 30 mil más para dejarlos en libertad y que continuaran su camino hacia Estados Unidos. Los 11 centroamericanos permanecían presuntamente privados de su libertad en el hotel Palafox, ubicado en la octava Norte y 13 Poniente de Tapachula.

En el operativo de rescate participaron agentes de la Policía Estatal Fronteriza comisionados a la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Cometidos Contra Inmigrantes, en coordinación con elementos de la Policía Estatal Preventiva y de la Policía Especializada. Reportaron que los salvadoreños fueron trasladados a la Fiscalía de Migrantes para su atención médica y serían puestos a disposición del Instituto Nacional de Migración para su deportación.

  • Nunca se había visto una situación de esa magnitud, asegura una asesora legislativa

Tardan cortes de migración de EU hasta 3 años para dar audiencia; están saturadas

  • Empieza mañana en El Salvador campaña para disuadir envío de niños a territorio estadunidense

FotoEn Guatemala, indocumentados que fueron deportados por el gobierno de Estados Unidos esperan en una sala del aeropuerto de La Aurora para proporcionar sus datos a autoridades migratorias. Al menos 90 mujeres y 36 hombres fueron trasladados el jueves pasado
Foto Reuters

Ap, Notimex y Pl
Periódico La Jornada
Domingo 13 de julio de 2014, p. 21

Washington, 12 de julio.

Las 59 cortes de migración de Estados Unidos, cargadas de trabajo por la gran cantidad de procesos pendientes, se verán saturadas además por los casos de miles de niños centroamericanos y mexicanos no acompañados que han llegado al país desde octubre pasado. Es tal la labor acumulada, que una audiencia puede tardar hasta tres años y muchos temen que la situación se agrave en los meses próximos.

La situación es de magnitud tal que nunca la habíamos visto, manifestó Lauren Alder Reid, asesora de asuntos legislativos y públicos de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración, sección del Departamento de Justicia que administra las cortes.

En dichas cortes, que cuentan con apenas 243 jueces, se ha incrementado el número de casos 7 por ciento desde octubre, para rebasar 375 mil. Así, los migrantes que no están detenidos pueden tardar meses o años en recibir audiencia, por no hablar de lo que tardaría en dictarse una sentencia. Abogados dicen que los jueces ya están programando audiencias para 2017.

Desde octubre, más de 57 mil menores no acompañados llegaron al país y el gobierno ha instalado alojamientos provisionales o los ha transportado por avión a otros estados. Para hacer frente a esa crisis, lo cual incluye la designación de más juzgadores, el presidente Barack Obama pidió al Congreso un fondo de emergencia por 3 mil 700 millones de dólares.

Reid explicó que desde que se reportó ese flujo de infantes migrantes, los tribunales han reasignado jueces de manera temporal para llevar casos por teleconferencia en el sur de Texas y en una instalación de Nuevo México.

Los niños que tienen familiares en Estados Unidos son reunidos con ellos, con instrucciones de presentarse a una oficina de migración y, finalmente, ante un juez en fecha que puede estar a años de distancia.

Según la portavoz de la Administración para Servicios Familiares del Departamento de Salud, Kenneth Wolfe, 43 mil 209 menores han dejado su custodia bajo el programa de niños extranjeros no acompañados (AUC) en lo que va del año fiscal 2014, que comenzó en octubre.

Noventa y seis por ciento de esos niños fueron entregados a sus padres y demás familiares en Estados Unidos. En la actualidad el programa AUC sólo tiene en su poder 8 mil 722 menores, explicó.

Pese a la masiva llegada de menores indocumentados procedentes principalmente de El Salvador, Honduras y Guatemala., el senador republicano John McCain aseguró que no apoyará la petición de recursos presentada por Obama para solucionar la crisis humana en la frontera.

McCain apuntó que los infantes tienen que ser enviados a sus casas y que sólo eso enviará el mensaje necesario para disuadir a más migrantes de intentar cruzar la frontera sin documentos.

Al respecto, en El Salvador, el presidente Salvador Sánchez Cerén anunció que el lunes lanzará una campaña para crear conciencia en los padres para que desistan de enviar a sus hijos a Estados Unidos, ante el peligro al que son expuestos.

El consulado de El Salvador en Los Ángeles pidió paciencia a los salvadoreños que están buscando a niños que han llegado solos a Estados Unidos. Señaló que el proceso de reunificación está tardando más de los normal.

En Guatemala, por otro lado, fue enterrado el joven de 15 años que en junio pasado murió en el desierto de Texas. El sepelio de Gilberto Francisco Ramos tuvo lugar en su pueblo natal, San José de las Flores, departamento de Huehuetenango.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s