Notas sobre migración

Internacional: Thomas Smolich SJ será el nuevo director del Servicio Jesuita a Refugiados en 2015

El actual director internacional del JRS, Peter Balleis SJ (izquierda), junto al entrante director internacional, Tom Smolich SJ (derecha). (Christian Fuchs / Servicio Jesuita a Refugiados).
Me siento profundamente honrado y agradecido de que el P. General me lo pida porque el JRS realmente habla al corazón de la identidad de los jesuitas y a nuestra misión jesuita.

Roma, 30 de julio de 2014 – Como presidente de la Conferencia Jesuita de los Estados Unidos en los últimos ocho años, Tom Smolich SJ ha viajado a los rincones más apartados del planeta como enlace de los jesuitas de los EE.UU. con la Compañía de Jesús en el mundo. Con sus nuevas funciones como próximo director internacional del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), el P. Smolich tendrá que tener muchas páginas en blanco en su pasaporte.

Fundada en 1980 por el que fuera Superior General de los jesuitas, P. Pedro Arrupe, el JRS acompaña, sirve y defiende los derechos de los refugiados y otras personas desplazadas por la fuerza. Con sede en Roma y diez oficinas regionales en todo el mundo, la organización cuenta con más de 1.800 empleados y voluntarios, incluyendo 70 jesuitas, y sirve a más de 950.000 refugiados al año. Además de servicios sanitarios y sociales, el JRS ofrece educación formal e informal – desde preescolar hasta formación profesional, pasando por clases de informática e idiomas – a unos 280.000 niños, jóvenes y adultos cada año.

Nombrado por el jesuita Superior General Adolfo Nicolás SJ, el P. Smolich comenzará su mandato el 1 de noviembre de 2015.

"Me siento profundamente honrado y agradecido de que el P. General me lo pida porque el JRS realmente habla al corazón de la identidad de los jesuitas y a nuestra misión jesuita. Se trata de ir donde la necesidad es mayor – dijo el P. Smolich. – El JRS va adonde otros no van o no pueden o no quieren ir. Nos dice quien somos como evangelizadores; si alguien es católico o no, esa no es la cuestión. Estamos allí para predicar la buena nueva".

Debido a su trabajo en regiones azotadas por la guerra, el personal y los voluntarios del JRS a menudo se encuentran en el punto de mira de los conflictos globales. En junio, un director nacional del JRS, Alexis Prem Kumar SJ, fue secuestrado en Afganistán y su paradero es aún desconocido. El P. Smolich admite que "la Iglesia a menudo es llamada a realizar un trabajo peligroso. Creo que uno tiene que prepararse para esto en la medida de sus posibilidades, pero en última instancia, seamos conscientes de que es aquí adonde nos han llamado, a la frontera, y las fronteras son a veces peligrosas".

Tras retirarse ya esta semana como presidente de la Conferencia Jesuita, el P. Smolich comienza una estancia de cinco meses en la Escuela Jesuita de Teología de la Universidad de Santa Clara, en Berkeley, California, donde estudiará francés y trabajará en proyectos especiales. Ya habla el español y quiere alcanzar un alto nivel de francés e italiano antes de comenzar su nuevo trabajo.

Para prepararse para su nuevo rol, el P. Smolich comenzará 2015 pasando cuatro meses con el JRS en el este del Congo, colaborando con los congoleños desplazados y refugiados de Ruanda y otras partes de África Central. Formará parte del equipo del JRS, pero no está seguro de lo que va a hacer, y dijo que depende de "lo bueno o malo que mi francés sea".

En mayo del próximo año, irá al Líbano a trabajar con el JRS Oriente Medio, en la actualidad la mayor región donde opera el JRS. Allí ayudará en la respuesta a las necesidades de las personas desplazadas dentro de Siria y a los refugiados en Beirut (Líbano) y Ammán (Jordania).

El próximo verano, viajará a Roma para estudiar italiano y pasará el otoño de 2015 trabajando codo con codo junto al saliente director internacional del JRS, Peter Balleis SJ. Una vez que asuma las riendas como director internacional del JRS, el P. Smolich viajará cada año a las 10 regiones donde actúa el JRS.

El P. Balleis dijo que "durante los últimos diez años, el JRS se ha duplicado en tamaño. El P. Smolich es el hombre adecuado para guiarnos en este período de expansión continua dado su compromiso previo con las cuestiones sociales. Él entiende al JRS y lo que nos impulsa, la importancia del acompañamiento y de nuestra cercanía a los refugiados. El tiempo que pasará con el personal del JRS sobre el terreno antes de asumir el cargo de director internacional del JRS en Roma le permitirá experimentar la compasión y el amor que impulsan nuestros proyectos".

Ordenado sacerdote en 1986, la primera misión del P. Smolich fue en Bolivia para aprender español. Se suponía que debía permanecer un año, pero su visita se vio interrumpida por unas fiebres tifoideas, porque "se suponía que tenía que pelar la fruta, pero pensé que había estado allí el tiempo suficiente y que ya no tenía que hacer eso. Culpa mía".

Regresó antes de tiempo y fue asignado temporalmente a la Misión Dolores, una parroquia latina en el Este de Los Angeles, para que pudiera practicar su español. La misión de tres meses duró siete años, y el P. Smolich, que sirvió como pastor asociado, impulsó Proyecto Pastoral, una comunidad sin fines de lucro de la iglesia, donde todo "era muy divertido, pero no pude leer una hoja de balances".

Quiso seguir con el trabajo de desarrollo comunitario y pidió a su provincial adquirir alguna formación en gestión financiera, así que fue a la Universidad de Stanford, donde obtuvo un MBA en 1996. Después de estar destinado en una entidad de promoción de viviendas sociales, el P. Smolich pasó a ser director de planificación, formación y vocaciones de los jesuitas en la Provincia de California. Desde 1999 hasta 2005, ocupó el cargo de provincial de la Provincia de California, a la que siguió su más reciente asignación durante ocho años como presidente de la Conferencia Jesuita.

Cuando piensa en su próxima tarea, el P. Smolich ríe recordando cómo su vida como jesuita no tiene nada que ver con la que imaginaba cuando entró en la Compañía como novicio a los 19 años.

"Me sentí atraído por la Compañía cuando estaba en secundaria, y me imaginé que después de la ordenación, volvería a dar clases en un colegio de los jesuitas. No fue así, pero ha sido una excelente carrera".

Para más información:
James Stapleton
Coordinador internacional de comunicación
Servicio Jesuita a Refugiados
Tel.: +39 06 69868 468+39 06 69868 468 +39 06 69868 468+39 06 69868 468; +39 346 234 3841+39 346 234 3841 +39 346 234 3841+39 346 234 3841
james.stapleton
@JesuitRefugee
https://www.facebook.com/ServicioJesuitaaRefugiados

Call

Send SMS

Add to Skype

You’ll need Skype CreditFree via Skype

· Es la segunda generación de jóvenes que vendrán a estudiar una carrera

Para 93 haitianos que ganaron una beca este año, México es su única oportunidad

Ciro Pérez Silva

Enviado

Periódico La Jornada
Martes 5 de agosto de 2014, p. 17

Puerto Príncipe, 4 de agosto.

Peter Stanley Nozil no habla español y sabe muy poco de México; geográficamente lo ubica como parte de América del Norte y nada más. Lo que sí tiene claro es que en esa nación extraña para mí está la oportunidad única de estudiar, de ser alguien y de poder ayudar a mi familia, porque si me quedo aquí no sería más que un obrerito, con un salario apenas para ir tirando.

Muchas veces –recuerda mientras recorre con la mirada la estrecha sala de estar de su casa, en el número 11 de la Route de Frères– me regresaron de la escuela porque no pude pagar la colegiatura. Fallé a muchos exámenes por eso; también tuve que dejar de estudiar muchos años, pero siempre pensé que debía seguir estudiando, justamente para que eso, el no tener dinero para lo más elemental, no me volviera a pasar.

La historia de Peter es similar a la de los otros 92 haitianos que este año ganaron una beca para cursar una carrera universitaria en México (él estudiará ingeniería en energías renovables). Todos provienen de colonias precarias en una ciudad donde 80 por ciento de habitantes gana en promedio 2 dólares con 50 centavos al día, con alto porcentaje de analfabetismo y muy pocas oportunidades de empleo.

Marie Carmelle, su madre, ayudaba un poco a la economía familiar lavando ropa ajena, pero ya me duelen las manos de tanto lavar, así que mis tres hijos y yo vivimos gracias a lo que aporta mi esposo, que trabaja en un hotel. A mí no me inscribieron en la escuela, pero hice todo lo que pude para que mis hijos sí fueran, dice la mujer de 49 años. Tenemos 12 años viviendo aquí y no hemos podido terminar de construir, dice mientras señala la pequeña casa, ubicada al borde de una barranca sin calles ni servicios.

Gran parte del país sigue en ruinas a cuatro años del sismo

A cuatro años del terremoto que devastó este pequeño país, la ayuda que ofrecieron las naciones más desarrolladas ha llegado, en el mejor de los casos, a cuentagotas, y en no pocas ocasiones el apoyo nunca fue recibido por quienes más lo necesitaban.

Barrios enteros en la capital y amplias zonas del interior siguen en ruinas, la economía no levanta y las difíciles condiciones de vida para el grueso de la población terminan pronto con cualquier expectativa de desarrollo para los jóvenes. Todavía viven en campamentos 170 mil personas afectadas por el terremoto.

Desde 2013, 103 haitianos viven en México. Cursan una licenciatura en institutos tecnológicos y universidades politécnicas. El desempeño académico de los estudiantes, hasta la fecha, ha sido óptimo: 40 por ciento registran promedios de 95 puntos y 46 por ciento con promedio de entre 90 y 95 puntos, reporta la Secretaría de Educación Pública.

Este martes parte a México la segunda generación de becarios: 93 jóvenes –de 700 que solicitaron el apoyo– serán despedidos por el presidente Michel Martelly en una ceremonia que tendrá lugar en el palacio presidencial, y el 8 de agosto serán recibidos por el canciller mexicano José Antonio Meade.

Al igual que sus compañeros, esta segunda generación recibirá un curso de español y cultura mexicana de septiembre a diciembre en el Centro de Enseñanza para Extranjeros de la Universidad Nacional Autónoma de México (CEPE) en Taxco, Guerrero.

Posteriormente, los beneficiarios serán distribuidos en más de 40 instituciones de educación superior, donde cursarán 11 carreras, entre las que destacan ingeniería civil y licenciaturas en turismo y administración de empresas, las cuales fueron solicitadas por el gobierno haitiano en función de las necesidades de formación de capital humano.

Este programa de becas es producto del acuerdo firmado en 2012 por las secretarías de Relaciones Exteriores –por medio de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexid)– y de Educación Pública y el Ministerio de Asuntos Extranjeros y Cultos de Haití.

Ofrece 300 becas que serán otorgadas a lo largo de tres años, las cuales cubren el costo total de la licenciatura y una asignación mensual para manutención a cada estudiante.

· Solicitan a Obama, en su cumpleaños 53, que actúe por decreto

Activistas llevan a la Casa Blanca unas 70 mil peticiones para un alivio migratorio

Ap y Notimex

Periódico La Jornada
Martes 5 de agosto de 2014, p. 28

Washington, 4 de agosto.

Decenas de activistas intentaron infructuosamente este lunes entregar en la Casa Blanca cerca de 70 mil solicitudes para que el presidente Barack Obama conceda alivios migratorios vía decreto a millones de personas, justo cuando el Congreso comenzó un receso de cinco semanas sin lograr un consenso para enfrentar la crisis derivada de la llegada de decenas de miles de menores no acompañados por la frontera con México.

Los activistas decidieron llevar las solicitudes el día del cumpleaños 53 del presidente para recordarle que “tiene la oportunidad de no dejar un legado como ‘jefe de las deportaciones’”, dijo el subdirector de United We Dream Felipe Sousa-Rodríguez.

Se estima que 2 millones de personas han sido deportadas desde que Obama asumió la presidencia en 2009.

El vocero de la organización, Mario Carrillo, dijo a Ap que intentarán enviar las solicitudes por correo después de que el personal de seguridad se negó a recibirlas a las puertas de la Casa Blanca.

La agencia Ap solicitó un comentario a la oficina de prensa de la Casa Blanca, sin recibirlo inmediatamente.

Los manifestantes pidieron que Obama ampare vía decreto a los inmigrantes sin autorización que se habrían beneficiado con el proyecto de ley aprobado por el Senado en junio de 2103, el cual concede la opció de la naturalización a algunos de los 11 millones de inmigrantes en esta situación.

Un alto funcionario de la Casa Blanca dijo el domingo que Obama decidirá a finales del verano cómo usará su autoridad presidencial en el área migratoria, tras recibir recomendaciones del procurador Eric Holder y el secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson.

Obama decidió emitir decretos migratorios, ya que la mayoría republicana en la cámara baja se negó a someter a votación el proyecto de ley aprobado en el Senado.

Por lo pronto, el gobierno estadunidense informó que pronto cerrará los albergues que instaló en bases militares de Texas, Oklahoma y California para dar cabida a los niños inmigrantes que cruzaron la frontera ilegalmente y sin acompañante adulto.

Desde el 1º de octubre, más de 57 mil menores, la mayoría de Honduras, El Salvador y Guatemala, han sido detenidos tras cruzar solos y de manera ilegal la frontera con México.

Una ley de 2008 requiere que los menores que entren solos al país y provengan de naciones que no comparten frontera con Estados Unidos sean entregados al HHS en las 72 horas siguientes a su detención. Los niños son resguardados por el gobierno hasta que puedan reunirse con un familiar o tutor en Estados Unidos, quienes habrán de cuidarlos mientras esperan sus audiencias en cortes de inmigración.

En este contexto, los republicanos de la cámara baja suspendieron sesiones tras aprobar un polémico proyecto de ley, que será vetado por la Casa Blanca, para eliminar el programa de acción diferida (DACA) que suspendió las deportaciones a 580 mil indocumentados, la mayoría mexicanos.

El Congreso reanudará sesiones en la primera semana de septiembre, por lo que es probable que Obama adopte alguna acción ejecutiva durante el receso legislativo.

Migración en EU: la inacción de Obama

El asesor de la Casa Blanca Dan Pfeiffer afirmó ayer que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tomará una decisión antes de finales de verano sobre la manera en que usará su autoridad para hacer frente a la problemática que enfrentan millones de migrantes indocumentados en ese país.

Debe recordarse que en las últimas semanas se ha suscitado una confrontación entre el Ejecutivo y el Legislativo estadunidenses en torno al tema migratorio, particularmente a partir del arresto, según cifras de autoridades de ese país, de más de 52 mil niños que intentaban pasar la frontera por cuenta propia. En el contexto de esa confrontación, que reviste claros tintes político partidistas, Obama ha responsabilizado al Capitolio por no aprobar modificaciones legales al sistema migratorio y por negar fondos adicionales que, cabe inferir, serían empleados para la deportación de los menores migrantes. Apenas el pasado viernes el mandatario criticó a los republicanos del Congreso por no hacer nada en materia de inmigración para no dar una victoria a Obama y anunció que actuaría por decreto para atender el tema.

El anuncio de que Obama por fin hará algo ante la crisis que enfrentan millones de migrantes es, en principio, una buena noticia, sobre todo ante la palmaria indolencia de los legisladores que, según puede verse, han decidido mantener el statu quo en materia migratoria con tal de no adoptar decisiones de política pública que podrían interpretarse como un triunfo del político afroestadunidense. Pero una indolencia similar puede observarse en la vaguedad y falta de compromisos concretos de las afirmaciones del propio mandatario, quien al parecer no sabe aún qué curso de acción tomará para hacer frente a lo que ha sido calificado de crisis humana y cuya atención requiere, en consecuencia, de respuestas inmediatas.

Por lo demás, saltan a la vista diversas áreas en las que sería posible y necesaria una intervención del Ejecutivo, incluso sin contar con una reforma legislativa, para humanizar mínimamente las condiciones que debe enfrentar el flujo migratorio. Bastaría, por ejemplo, que Obama recurriera a sus atribuciones constitucionales para atenuar el sufrimiento de los migrantes y ordenara aplicar leyes existentes en forma más moderada y apegada al respeto de los derechos humanos universales; para contener una pauta de conducta de empleados públicos que creen que la condición de una persona de migrante indocumentada suprime el conjunto de sus derechos y que, en consecuencia, se le puede maltratar con toda impunidad.

Es significativo a este respecto que, con la misma legislación migratoria que regía durante administraciones anteriores, el gobierno de Obama haya realizado más deportaciones que cualquiera de sus antecesores y que durante sus mandatos se haya registrado el mayor número de familias separadas a consecuencia de esta práctica. Un elemento adicional es que, aun en el contexto de las leyes actuales, el gobierno de Washington podría conceder la residencia permanente a cientos de miles de inmigrantes sin que se requiera, para ello, de acción alguna del Legislativo.

En suma, más allá de las inciertas perspectivas de una reforma legal que reoriente en forma íntegra las políticas de Estado racistas y xenófobas, es claro que la Casa Blanca no ha mostrado hasta ahora la voluntad política requerida para mejorar las condiciones que deben enfrentar los trabajadores extranjeros en Estados Unidos. En esa circunstancia, lo expresado ayer por Obama es consistente con el cariz decepcionante, errático y tardío que ha caracterizado su desempeño gubernamental a lo largo de los seis años que lleva en la Oficina Oval.

· Se agrava la situación de aprehendidos en EU: organizaciones

Urgente, diálogo regional para proteger a menores migrantes

· Van 4 mil 239 niños, niñas y adolescentes interceptados en 2014, señalan

Algunos menores centroamericanos acompañados de sus padres esperan en la estación de Arriaga, Chiapas, poder abordar el tren que los llevará hacia el norte del paísFoto Alfredo Domínguez

Ciro Pérez Silva

Periódico La Jornada
Lunes 4 de agosto de 2014, p. 13

En el presente año, el gobierno de México ha detenido a 4 mil 239 niños, niñas y adolescentes no acompañados, lo cual representa casi la mitad de todos los menores migrantes que fueron interceptados en 2013, situación que obliga a un diálogo regional urgente y una respuesta coordinada, basada en garantizar los derechos de estas personas y proteger de manera responsable su bienestar antes, durante y después del proceso migratorio, advierten la Coalición Internacional contra la Detención (IDC, por sus siglas en inglés) y los comités del Distrito Federal, Guerrero, Oaxaca y Puebla de la Asamblea Popular de Familias Migrantes.

Esta situación, agregan, se agrava en Estados Unidos donde un número sin precedentes de estas persons movilizándose sin tutor legal están siendo aprehendidos. Este país ha sido testigo de un incremento mayor a 90 por ciento respecto a los años previos, con más de 57 mil niños, niñas y adolescentes no acompañados siendo capturados desde octubre de 2013, subraya la IDC.

En tanto, comités de familias migrantes reiteraron el llamado a la sociedad a detener la crisis humana de niños y niñas migrantes no acompañados, tras manifestar su profundo desacuerdo con la política de deportaciones aplicada por los gobiernos de México y Estados Unidos ante el incremento de su arribo a territorio estadunidense. Desde hace 20 años, familias de migrantes denunciamos que las causas de la migración forzada, desarraigo, separación familiar y criminalización de migrantes no es reciente.

Unos 60 integrantes de la Asamblea Nacional de Familias Migrantes que integran los comités del Distrito federal, Guerrero, Migrantes de Retorno, Oaxaca y Puebla, expresan su preocupación por las políticas de los gobiernos mexicano y estadunidense en torno a la crisis humana de niños y niñas migrantes que ocurre en la región fronteriza, señalan que la migración forzada no es un hecho reciente y está estrechamente relacionada con el contexto de marginación del campo en sus comunidades de origen.

Lamentaron que los gobiernos de México y Estados Unidos, lejos de incorporar iniciativas de movilidad humana continúen criminalizando a quienes por ausencia de oportunidades optan por migrar. Sostienen que la crisis que enfrentan actualmente ambos países ante la salida, tránsito y arribo de niños y niñas migrantes, es consecuencia de una política intencionada de desmontar el campo y la producción primaria en las comunidades de origen e incentivar la integración de mercados regionales, cuyas consecuencias son migración, subempleo, tráfico de mercancías y personas.

Estados Unidos diseñó y motivó esta política, las autoridades de México y Centroamérica la ejecutan mansamente y hoy ninguno de estos gobiernos asume la responsabilidad de sus acciones y de las consecuencias que sufren las personas migrantes y sus familias, acusaron.

Niños cobran deuda de EU con CA, señala activista

Notimex y Ap

Periódico La Jornada
Lunes 4 de agosto de 2014, p. 27

Washington, 3 de agosto.

La activista y defensora de los derechos civiles Dolores Huerta señaló hoy que Estados Unidos tiene una deuda con Centroamérica que los menores que viajan solos a este territorio vienen a cobrar.

La líder del movimiento campesino en California en la década de los 60 habló así en entrevista con la cadena Univision.

Apuntó que los niños que viajan sin acompañantes desde Guatemala, Honduras y El Salvador vienen a cobrar esa deuda, resultado de las guerras que Estados Unidos inició en la región hace varias décadas.

La cofundadora con César Chávez de la primera unión sindical para trabajadores campesinos hispánicos dijo que los 55 millones de latinos constituyen una fuerza en las urnas que debe tener influencia en la política estadunidense en la región.

Mientras, un alto asesor del presidente Barack Obama dijo que el gobernante tomará una decisión antes de que finalice el verano sobre cómo usar su autoridad para enfrentar el problema de los indocumentados, debido a que el Congreso fracasó en arreglar el sistema de inmigración y no pudo proporcionar más fondos para resolver la crisis de menores centroamericanos que han cruzado la frontera a Estados Unidos desde México.

Acopian ayuda para niños deportados

Julia Le Duc

Corresponsal

Periódico La Jornada
Lunes 4 de agosto de 2014, p. 31

Matamoros, Tamps., En apoyo a los niños migrantes deportados de Estados Unidos, estudiantes universitarios recolectaron seis toneladas de alimentos que entregaron al Centro de Atención al Menor Fronterizo de Matamoros. David Morales Vélez, director del DIF municipal, recordó que al revelarse las condiciones de hacinamiento en que se encuentran los menores en el sur de Texas, los alumnos de la Universidad Nuevo Santander solicitaron permiso para ver cómo se trata a los menores deportados en Matamoros. Vieron que reciben trato digno y buena alimentación, dijo.

· Nueva York vs El Zapotito se monta en el teatro Sergio Magaña

Desde el amor y una mirada femenina llevan a escena el tema de la migración

Ángel Vargas

Periódico La Jornada
Lunes 4 de agosto de 2014, p. 9

Basta una noche para que ocurra lo insospechado: desde los recuerdos, la añoranza y el rencuentro hasta la convivencia con fantasmas, la imaginación desbordada y la posibilidad real de la redención.

En ello profundiza la obra Nueva York versus El Zapotito, de Verónica Musalem, la cual realiza temporada en el teatro Sergio Magaña (Sor Juana Inés de la Cruz 114, colonia Santa María La Ribera), hasta el 27 de agosto, los martes y los miércoles, a las 20 horas.

Dirigida por Hilda Valencia, en esta puesta se abordan temas como la migración, la identidad, la desolación y la realidad trastocada, y lo hace desde una perspectiva amorosa, la del rencuentro entre una madre y su hija luego de que esta última regresa a su lugar de origen.

Es una obra con fuerte toque social, porque aborda temas tan dolorosos como la separación de las familias y la migración debidas a razones de miseria. Aunque los aborda desde una visión luminosa, la del amor filial, explica Verónica Musalem.

“Se trata de la historia de una joven mujer que deja su comunidad en la sierra de Oaxaca en busca del sueño americano y que muchos años después regresa para rencontrarse con su mamá, su pueblo, su cultura, su pasado y sus fantasmas.

Todo ocurre en el transcurso de una sola noche. Es un viaje iniciático, mágico, en el que se trastocan los tiempos y las situaciones y en el que lo posible y lo imposible se hacen realidad.

De acuerdo con Hilda Valencia, directora del montaje –del cual se presentaron entre febrero y marzo 20 funciones en el foro El Milagro–, Nueva York versus El Zapotito es una pieza que llega a la razón a través de las emociones.

En mi caso, cuando la leí, me tocó primero el corazón y luego la conciencia. Porque si bien es una obra muy amorosa toca un tema muy doloroso: el de la migración por razones económicas, ese fenómeno muy extendido en nuestro país ante la falta de oportunidades, explica la creadora escénica.

En este caso, por medio de esta joven mujer se pone rostro y nombre a los migrantes que han debido dejar a sus familias, su pueblo y su cultura en busca de un mejor porvenir sin importar los peligros que deban enfrentar, como morir en el desierto.

El lado luminoso de la puesta radica no sólo en el amor entre la madre y la hija, sino también en que se habla de la importancia de la memoria, individual y colectiva, y de cómo una persona y una comunidad pueden quedar en el desamparo cuando se carece de ella.

El de la madre es un personaje que tiene gran memoria y amor a su pueblo y sus raíces, y justo eso es lo que busca infundir a su hija para que no se vaya con dolor ni odio por la miseria que le ha dado su país, agrega Valencia.

Llevar a escena esta pieza fue una labor compleja, según la directora, debido a que los tiempos están trastocados y de un momento a otro se pasa del presente al pasado o al futuro, no hay un tiempo específico, además de que nunca se sabe si lo que se está viendo es la realidad, la fantasía de la madre o el sueño de la hija.

El elenco de Nueva York versus El Zapotito está integrado por Rosario Zúñiga, María Teresa Paulín y Duane Cochran. La parte musical está a cargo del violinista Ulises Martínez. Además de su temporada en el teatro Sergio Magaña, la puesta inauguró el Festival de Teatro Wilberto Cantón, el pasado 2 de agosto, en Mérida, Yucatán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s